Barcelona +34 609 84 65 24
  • en
  • es

GALERÍA

SOBRE IRIS

Para Iris el amor está muy lejos de ser finito. Iris es extrovertida, divertida, sensual y muy moderna: siempre disfruta con lo que hace.

Con una energía sexual inagotable, Iris le arrastrará hasta las lindes de un jardín de frenesí exquisito, donde ambos se someterán juntos a las órdenes de Afrodita.

Abrazada al ceremonial del deseo interminable, en el que ella es la única diosa, le subyugará con su apetito sexual irrefrenable. Iris acepta abiertamente todo tipo de experiencias, es una investigadora incansable. Logrará que se erija un vínculo místico entre los amantes, ella y usted.

Iris Escort de Lujo

Iris se mimetizará con su ideal en todo momento. Si desea una amiga discreta para eventos de cierta seriedad, Iris se comportará como la más juiciosa y correcta señorita.

Nadie podrá imaginarse que esta prudente dama se torna en devoradora de hombres con un chasquido de sus dedos, en cuanto usted lo desee. Parece esculpida en piedra, pero es real.

Gran conversadora, con dotes para el romance y experta sexóloga, Iris exhibe una figura de ensueño que engalana con ropas exquisitas, perfectamente adecuadas para cada ocasión.

Libre como un ave del paraíso, audaz y certera en sus decisiones, Iris buscará y encontrará la manera en que usted disfrute tanto como ella siempre disfruta.

Las citas con ella devienen fervorosos encuentros de éxtasis ardientes, en los que siempre saltan chispas y brotan hermosas flores.

Iris ♥

2 reviews for “Iris

Overall Rating: 4.5

    By: Jean Claude | 7 meses ago

    La Srta. Iris me hizo pasar una de las tardes más plenas de mi vida en una visita reciente a Barcelona. Como distribuidor internacional de productos cosméticos, a menudo me encuentro visitando ciudades extrañas totalmente solo; la última visita a Barcelona parecía que iba a ser tristona y melancólica, pero me dije “No tiene sentido sufrir la falta de amigos en esta ciudad tan amable. ¡Los negocios van a resultar nefastos si no le doy un poco de alegría al cuerpo!” De manera que busqué una compañera bella e inteligente con la que pasar unas horas de ensueño, que se entregara a mí como si nos conociéramos de toda la vida, que me mimara y me diera placer, que tuviera una conversación interesante, una amiga, una confidente, una chiquilla discreta hacia los demás, pero volcánica y de alto voltaje sexual en la intimidad… Et voilà!, Iris llegó a mi vida. Estuvo tan solo tres horas cerca de mí, pero fue tan gratificante el habernos conocido que volveré a llamarla la próxima vez.

    By: Andrew | 7 meses ago

    No tenía yo un buen día cuando me cité con Iris. Ella me quitó la tontería con un beso húmedo, profundo y muy prometedor. A partir de ahí todo fue un despliegue de goces mutuos sin fin. Bueno, el fin llegó en forma de clímax animal compartido, de esos que no se van de la memoria hasta días después. Si es que se van…