Barcelona +34 609 84 65 24
  • es

Mañana arranca un nuevo año y son muchas las maneras de afrontarlo. Una de ellas es la de intentar probar una nueva postura sexual cada mes. De hecho no es una tarea muy complicada y podría realizarse en una sola semana (¡o incluso en una sola noche!) pero para mantener un poco viva la emoción y no caer en la temida rutina, es mejor que no lo consumamos todo de golpe. Hay algunas mejores que otras, está claro, pero sí de verdad os quedáis cortos, nada mejor que haceros con un ejemplar del kamasutra para tener inspiración por mucho tiempo.

Algunas posturas para el 2016

  • El balancín. Tal y como nos cuentan en el portal EnFemenino, esta postura permite mirarse a los ojos, cosa muy bonita cuando se está haciendo el amor. ¿Cuántas veces miras intensamente a los ojos de tu pareja? Te podrá decir mil cosas por la boca, pero sus ojos difícilmente te mentirán. Para realizar esta postura el chico debe sentarse de piernas cruzadas y ella meterse encima, dejando que el cuerpo se balancee suavemente.
  • Nirvana. Esta postura dicen que es una de las más románticas que hay. ¡Y es muy simple! Lo único que se debe hacer es que la chica se tumbe en la cama y el chico se pone encima rodeando el cuerpo con las piernas, así la chica puede ir tocándole la espalda y el culo a su pareja.
  • La araña: si se mira una ilustración sobre esta postura, quizá os puede parecer un poco complicada… pero no es tanto como parece. Se trata de apoyarse con los brazos y mantener el cuerpo un poco alto para encajar bien con la otra persona. Es, como en el primer caso visto, una de las que mejor sirven para mantener el contacto visual.
  • El misionero. Vale, que sí, que se trata de la POSTURA MÁS USADA DEL MUNDO, pero ¿y qué? No sé si hace falta que la describamos, lo que sí que diremos es que solo las personas podemos usarla, y esto la hace un poco más especial.
  • El trono del rey. El nombre lo dice todo, ¿no? Se trata de que el hombre se quede sentado y la mujer se sienta encima como si fuera una silla (es decir sin mirarse a la cara: ella le da la espalda). Las opciones de goce son varias y puede dar puntos de vista distintos a lo que estáis acostumbrados.
  • La cascada: en esta postura el hombre puede sufrir un poco, pero os aseguramos que la cosa queda sobradamente compensada. Funciona así: el chico debe ponerse tumbado hacia el suelo, es decir, con las piernas y pies encima de la cama y el resto del cuerpo tirando hacia abajo. Entonces es cuando ella debe sentarse en el cuerpo de él de forma que pueda penetrar sin problemas. Sin duda se trata de una gran experiencia y una forma de vivir el orgasmo masculino diferente: ¡piensa que al estar boca abajo la sangre se ha acumulado en la parte de la cabeza y la excitación será diferente!
  • Y cerramos con “El rompecojines”, que es una postura que el nombre ya de por sí es bastante original pero no deja ser una postura bastante común. Se llama así porque se practica en el sofá, aprovechando el respaldo de los brazos. Se pone la mujer recostada con el trasero un poco en pompa y él está de pie penetrando por detrás. Es una buena postura si se quiere, por ejemplo, practicar el sexo anal.

Esto son solo algunos de los ejemplos de las decenas de posturas que existen y que os pueden ayudar a no hacer siempre lo mismo. Así pues, animaros a hacer alguna cascada o rompecojines. ¡Y aprovechad que se acerca el nuevo año para hacer cosas nuevas!

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *