Barcelona +34 609 84 65 24
  • es

La monotonía es una cosa que, queramos o no, acaba llegando a todas las parejas. Es inevitable, porque el paso del tiempo y la falta de originalidad o nuevos planes desembocan a este tipo de situaciones. Por suerte, hay muchas maneras de acabar con ella.

Evitar la monotonía en la cama

Veamos algunos consejos para evitar que nos inunde:

  1. Buscad nuevos espacios: ¿vuestra vida sexual ha sido prácticamente siempre “de habitación”? ya es hora, pues, de buscar nuevos espacios. Hay dos maneras de hacerlo: Dentro de casa: vale, sí, la habitación está muy bien… pero el salón puede ser también un buen sitio, o alguna otra parte de la casa. Hay casas que tienen párquing, buhardilla, trastero, jardín, etc. Allá nosotros con nuestras posibilidades: lo más importante en este caso ¡es innovar! Eso sí, no lo forcéis demasiado. Si la cosa no sale muy natural estaréis muy incómodos y se convertirá en una mala idea. Fuera de casa: aquí se nos presentan un montón de posibilidades: espacios públicos como el monte o la playa, un hotel, etc. Según los gustos de cada pareja.
  2. Probad juguetes: en los sex-shop hay centenares de juguetes que nos pueden ayudar a pasarlo mejor en la cama. Los hay especialmente indicados para él, otros para ella, u otros para jugar ambos. También podéis aprovechar cosas que tengáis por casa, pero es un poco más peligroso: es mejor comprar productos que hayan pasado la normativa vigente para asegurarnos que no es peligroso y que no hay posibilidad de infección.
  3. Asumid algún rol, jugad. ¿Lo habéis probado alguna vez? Para asumir roles no hace falta disfrazarse (eso ya depende de cada uno) basta solo con un poco de imaginación. Personajes de cuento (caperucita / lobo), roles de dominación (policía / prisionero), roles con juegos más calientes (médico / paciente), etc. Hay muchas webs con ideas por si acaso os quedáis cortos de ellas.
  4. Dejaros sorprender por la cantidad de sabores y colores de lubricantes y preservativos: ¿os habéis fijado alguna vez la cantidad de productos que existen en este campo? Por ejemplo, en el tema de los preservativos a día de hoy los podréis encontrar de cualquier cosa que os podáis imaginar: súper sensitivos, doble protección, estrías para aumentar el placer, etc. Por no decir los gustos que hay: fresa, plátano, melocotón, chocolate, cereza, y un largo etcétera. Si miramos también como está el tema con los lubricantes y geles, veremos que pasa un poco lo mismo. Efecto frío, efecto calor, efecto retardante, etc. Si tenéis alguna necesidad concreta, podéis mirar si hay alguna solución, y si no probad por probar, que seguro que alguna cosa os dejará con la boca abierta.
  5. Renovad lencería y complementos. Aunque refiriéndonos a lencería pensemos automáticamente en mujeres, aquí los dos tienen parte de responsabilidad. Tanto hombres como mujeres deben cambiar de vez en cuando su ropa más íntima para sorprender a la pareja. En el campo masculino quizá es un poco más limitado, pero por lo que respeta al mundo femenino, se ven cantidad de cosas para romper la monotonía de una vez: encajes, conjuntos, medias de seda, etc. ¡Es toda una declaración de intenciones!
  6. ¡Dale al masaje! El sexo está bien, pero si se acompaña de un masaje sexual previo, eso ya será el no va más. Para hacerlo en las mejores condiciones, lo mejor será que ambientemos un poco el espacio (por ejemplo: bajando un poco la luz o poniendo velas, seleccionar alguna música suave para que haga de fondo, etc.) El masaje debe empezar por la parte del cuerpo que prefiramos y debe acabar en las zonas genitales, porque así la persona se pondrá a tono y ya solo faltará complementarlo.
  7. Probad también nuevas posturas: no hace falta que probemos todas las que se nos ofrecen en el libro sagrado del kamasutra, pero variar un poco no nos hará ningún daño, ¡al contario! Quizá acabéis descubriendo una que os guste más, ya sea porque hace que tengamos más placer, o retrase la eyaculación masculina, o lo que sea. Eso sí: si veis que alguna no os acaba de convencer, no os forcéis, que sino luego lo acabáis pasando mal.

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *