Barcelona +34 609 84 65 24
  • en
  • es

¿Has oído hablar de la masturbación mutua? Es un tema que despierta morbo debido a la posibilidad de observar y ser observado. Además que no se limita solo al hecho de masturbarte para tu pareja y que ella se masturbe para ti, sino también permite que la masturbes mientras ella te masturba. Es un juego muy visual que te permite abonar el camino hacia el coito o simplemente lograr el orgasmo sin penetración.

Entre las posibilidades que abre la masturbación mutua está el hecho de que te permite descubrir los lugares, ritmos o movimientos que hacen disfrutar más a tu pareja.

¿Cuando practicar la masturbación mutua?

La masturbación mutua como preámbulo al coito es muy caliente, además de ser una excelente manera de romper la rutina. Un buen comienzo puede ser una sesión de besos y caricias sexys, si lo hacéis poco a poco será mucho más excitante.

Estimularla mientras ella hace lo mismo por ti es sumamente excitante. No te limites al área genital, juega a descubrir las zonas erógenas de tu pareja. A lo largo del proceso es positivo que tengas en cuenta los besos y las caricias.

No creas que la masturbación mutua se limita a la estimulación manual

Por ejemplo, podéis adoptar la posición del 69 mas que para complacerse con sexo oral para favorecer el acceso manual al área genital, que si os escapa alguna caricia con la lengua estamos seguros que no lo pasaréis nada mal. Otra opción con la que podéis experimentar es una variante sin penetración de la doma: tú sentado en una silla, la cama o el sofá y ella sentada sobre ti, rodeando tus caderas con sus piernas. Lo más sexy de esta variación es que en lugar de penetración, ambos debéis disfrutar de los movimientos y el rozamiento entre vuestras zonas genitales.

Recordad los cambios de ritmo

Mantén un ritmo estable y relajado con tus caricias y… cuando ella menos lo espere… aumenta el ritmo y la verás disfrutar increíblemente del placer que le estás proporcionando con tus manos. En un par de segundos la sorpresa se habrá convertido en placer en estado puro.

Para que la sesión dure mas, ella puede utilizar la técnica del retardo. Sí, las mujeres somos multiorgásmicas pero vosotros no tanto, así que enséñale a aplicar esta técnica.

Cuando estés a punto de eyacular avisa a tu pareja. Así, ella procederá a dejar de estimular tu glande y presionará la base de tu pene, ubicando su dedo índice en la parte alta de tu pene -donde se encuentra el vello púbico- y el dedo pulgar en la parte baja, es decir, más cerca de los testículos. Así ella logrará extender un poco más la sesión.

Posiciones para practicar la masturbación mutua

Algunas de las posiciones en las que puedes disfrutar de una excelente y morbosa sesión de masturbación mutua son:

Masturbación mutua profunda:

La idea es que ambos se contemplen mientras se mastuban el uno al otro. Así convertirán un acto solitario en uno de pareja.

Masturbación contemplativa:

En este caso cada uno se ubicará frente al otro y disfrutará observando como se masturban para el otro. Estamos seguras que será altamente gratificante ver a tu chica masturbándose para ti.

La cubana:

Ubica tu pene entre los pechos de ella. Dirige el ritmo y mientras lo haces pídele que abra muy bien las piernas para que puedas masturbarla mientras disfrutas del rozamiento contra sus pechos.

Viaje entre las dunas:

Coloca tu pene entre las nalgas de ella, de forma similar a la cubana. Controlas los movimientos. En este caso, como ella se encontrará boca abajo o de perrito, pídele que se estimule mientras tú te masturbas con sus nalgas.

Kunyaza:

Se  trata de una técnica africana ancestral que consiste en rozar los labios mayores de tu pareja con tu glande. El placer que este movimiento genera es tal que ella puede llegar al orgasmo de un momento para otro. Notarás una gran lubricación… y todo sin penetrarla.

La masturbación mutua es un juego sexual de placer individual compartido, harás de un acto íntimo y solitario algo de dos. Si deseáis, podéis utilizar juguetes sexuales para hacerlo más divertido. Aun así, estamos seguras que con los tips que te acabamos de dar ambos disfrutaréis mucho y lograréis salir de la rutina descubriendo ese lado voyeur y exhibicionista que todos tenemos.

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *