Barcelona +34 609 84 65 24
  • en
  • es

Sexo oral… ¡bien!  Pero ¿Sexo oral anal?

Anilingus, placer inmesurable

Como todo lo relacionado a esta parte del cuerpo resulta ser aún un tema tabú, lo que no le quita lo placentero tanto para quien lo da como para quien lo recibe, hoy te presentamos información importante para que puedas disfrutar de esta práctica sexual plenamente.

El ano está asociado directamente a suciedad y esto hace que esta práctica sea poco comentada. Aun así, un gran número de personas, tanto hombres heterosexuales como mujeres, disfrutan de esta práctica. Esto es debido a que resulta ser sumamente placentera dado que la parte externa del ano está llena de terminaciones nerviosas que al ser correctamente estimuladas pueden causar gran placer.  Con práctica y entusiasmo, ese placer puede desembocar en un delicioso orgasmo.

El anilingus o rimming puede llegar a ser una forma muy profunda de expresar amor y aceptación, ya que implica el disfrute de una parte del cuerpo que suele ser rechazada y que, ya sabemos bien, puede causar muchísimo placer con las técnicas adecuadas.

Siempre con protección

De la misma forma que las demás prácticas sexuales, sean orales o no, debe practicarse con protección. Un método preventivo puede ser una presa dental o también un trozo de látex para prevenir cualquier infección o enfermedad que fácilmente se puede propagar vía anal.

También puedes utilizar un condón seco cortado longitudinalmente o un guante de látex y con eso crear una barrera. Recuerda, lo común es que las parejas que llevan a cabo sus prácticas sexuales sin protección son parejas estables y monógamas, eso no elimina por completo el riesgo de transmisión de alguna bacteria digestiva o hepatitis, por ello lo principal es una muy buena higiene de la zona, se puede emplear enemas para eliminar todo tipo de residuos y se recomienda que ambos estén vacunados contra la hepatitis.

Consejos para dar un buen anilingus

Ahora bien, vamos a la parte sensual y excitante de todo esto, te daremos algunos tips para que puedas dar un anilingus histórico a tu pareja.

1. Poco a poco.

Disfruta de toda el área de la espalda baja de tu pareja, muslos, caderas, nalgas, todas las atenciones que puedas dar a estas partes, masajes, besos, lameduras, incrementaran la excitación y le darán un toque extra de erotismo al acto.

2. La lengua.

Usa la parte plana de tu lengua, tendrás que ejercer presión contra la apertura anal de tu pareja.

3. ¡No olvides los labios!

Besa su ano, así como toda la piel que le rodea. Te aseguro que será increíblemente placentero.

4. ¿Qué hacer con la punta de la lengua?  

Puedes juguetear con ella alrededor del ano de tu pareja, penetra su ano levemente haciendo movimientos de bombeo, también puedes rodear el ano con la punta de tu lengua.

5. Posiciones.

  • El perrito. La persona que recibe la estimulación oral asume la posición de perrito mientras quien la da se arrodilla y accede por detrás.
  • De pie y doblados. Quien recibe está de pie y con el cuerpo doblado a nivel de la cintura, quien da se arrodilla o se sienta por detrás.
  • Acostados boca arriba: Quien va a recibir la sesión de anilingus se acuesta boca arriba y lleva sus rodillas hasta su pecho, mientras que su pareja se echa boca abajo sobre la cama tal como si fuera a proporcionarle sexo oral vaginal con la diferencia que ahora el protagonista será el ano. Para facilitar el trabajo es recomendable colocar una almohada a nivel de la cadera para elevar la zona. Ya de paso si quieres darle sexo oral vaginal, dado que lo tienes todo ahí para ti, pues adelante!
  • El 69. ¡Sí! El anilingus puede ser mutuo, aunque requiere mayor flexibilidad es una experiencia muy estimulante y excitante de la que disfrutan muchas parejas.

La comunicación es imprescindible

Es conveniente, antes de practicarlo, conversarlo: tanto para que nadie se sienta invadido como para hacer los preparativos necesarios. El hecho de conversar al respecto crea un ambiente de confianza que hará el encuentro íntimo mucho más placentero.

Es bueno dejar establecido hasta donde está dispuesto a llegar cada uno y que tipo de experiencias está dispuestos a practicar.

Esperamos que esta información te haya sido útil, que te animes a probarlo y sobretodo… ¡a disfrutarlo!  

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *