Barcelona +34 609 84 65 24
  • en
  • es

Si eres de los que aún no ha podido tener una experiencia satisfactoria en cuanto al sexo anal, entonces este articulo te será de mucha utilidad.

Existe una serie de prejuicios y malas prácticas que han “satanizado” esta práctica entre las mujeres, que al fin y al cabo, es de quienes depende que puedas llevarla a cabo. ¡Hoy vamos a echar abajo todos esos prejuicios!

1. El sexo anal es más placentero de lo que crees.

Antes que nada debemos dejar claro que el ano es una zona erógena, tiene la cantidad de terminaciones nerviosas suficientes para competir con la vagina o el pene, por lo tanto estimularlo de forma correcta puede ser igual de satisfactorio.

2. Es posible tener orgasmos.

Desde el punto de vista anatómico tu chica puede tener un orgasmo igual de intenso con el sexo anal que con el sexo vaginal, durante la penetración anal se estimulan los nervios perianal y el pudendo, este segundo está conectado con el clítoris (oh yeah!)

3. Amplias formas de obtener placer.

SI, la penetración con movimientos repetidos puede dar satisfacción pero también lo da la vibración (de un juguete por ejemplo) o hasta el mero hecho de tener algo dentro, pueden utilizar un butt plug o un cono anal y así estimular las distintas terminaciones nerviosas de esta zona.

4. Exploren juntos.

Es indispensable para poder poner en practica el sexo anal que tanto ella como tú conozcan bien su cuerpo, ella debe autoexplorar la zona, acariciarla, conocerla, igual tu. Durante el sexo, en encuentros previos y con su autorización, comienza a incluir caricias que estimulen su zona, así, cuando decidan ponerlo en practica sera mas fácil tanto para ti como para ella tener satisfacción.

5. Usa lubricante.

El ano no se lubrica como lo hace la vagina y sin una lubricación adecuada puede dejar de ser una experiencia satisfactoria y convertirse en algo realmente doloroso. Si utilizáis lubricante tu pene podrá deslizarse con facilidad dentro de su ano y podrán tener una mejor experiencia.

6. No tiene que doler.

Ella debe estar relajada, así los músculos anales y el esfínter estará también relajado, para esto es imprescindible estar seguro de querer hacerlo y no sentirse presionada, por eso debes hacerla sentir cómoda en todo momento. La masturbación, el condón, el lubricante y la ayuda de algunos juguetes pueden ayudaros a tener una excelente experiencia. Si le duele para de inmediato, puede ser que esté muy tensa o que la estés penetrando muy de prisa, para y si ella se siente lo suficientemente bien para volverlo a intentar podéis retomar, sino es mejor que lo dejéis para una próxima ocasión.

7. Siempre debes utilizar preservativo.

Si tu o tu pareja no se han hecho las respectivas pruebas de VIH o ETS ya que podrías contagiarte, cambia de preservativo en cuanto cambiéis de sexo anal a sexo vaginal u oral; si ya tenéis las pruebas y saben que pueden practicar sexo sin preservativo también debéis utilizarlo con el fin de evitar infecciones ya sea porque luego tengan sexo vaginal o sexo oral, recuerda que en su recto o ano puede quedar alguna partícula fecal que luego pueda contraer una infección vaginal, urinaria o a nivel de boca o garganta.

8. Despacito.

Avanza poco a poco, comienza con caricias, si no le molesta puedes seguir introduciendo poco a poco un dedo, luego un juguete para probar la sensación con algo más grande antes de introducir finalmente el pene. Una vez ella se haya adaptado a la sensación, introduce cuidadosamente el pene, evita ir muy rápido y si causa dolor retíralo lentamente. Si decidís repetir, poco a poco, con cada experiencia, se hará más cómodo, fácil y satisfactorio.

9. Posiciones.

Solemos pensar que de perrito es la unica y mas comoda posicion pero podéis experimentar con distintas posturas, entre ellas la cuchara, la vaquera invertida o la cruz

10. No introduzcas cualquier juguete u objeto.

Si vas a introducir un juguete en el ano este debe tener una forma adecuada para la zona, la punta debe ser redonda y la base más ancha que el resto, tal como los conos anales, de otra manera podría ser succionado dentro del recto, quedar atascado y tener una emergencia médica de esas que ya todos hemos vistos en los programas de urgencias médicas en la tele.

11. La higiene de la zona.

Es indispensable lavar tanto el ano como el pene antes de sexo anal, utiliza jabón neutro para el área genital para evitar resequedad o infecciones. Para la zona anal pueden recurrir a duchas anales, enemas y evacuación del recto, en pareja podéis discutir cuál es la mejor opción para ambos. Se trate de sexo vaginal o anal es recomendable tener toallitas limpiadoras a mano en caso de accidentes.

12. La dieta.

Una alimentación rica en fibra hará que los movimientos intestinales sean mejores y en consecuencia la zona se mantendrá más limpia. Se deben evitar alimentos irritantes que puedan causar dolor al momento de evacuar y en consecuencia al momento de la penetración. SI tomamos en cuenta que la comida tarda entre 16 y 30 horas en llegar al tracto digestivo quizá sea recomendable evitar algunos alimentos el día anterior.

13. Debe ser consensuado.

La comunicación y la confianza entre la pareja facilita que el sexo anal sea plenamente placentero y una experiencia que ambos quieran repetir. Si no es del agrado de ambos es mejor que intentéis otras prácticas.

 

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *