Barcelona +34 609 84 65 24
  • en
  • es

Cada vez es más común conseguir entre la lista de fantasías de hombres y mujeres la idea de hacer un trío. Aunque es más común entre los hombres no deja de ser una idea que pasa por la cabeza de muchas mujeres.

Las dudas más comunes

Entre las dudas más comunes que surgen al momento de plantearnos llevar a cabo la fantasía del trío están:

  • ¿Es tu deseo o el de tu pareja?
  • ¿Es realmente buena idea pasar de la fantasía a la realidad?
  • ¿Debo proponerselo a mi pareja?
  • ¿Con quien sería mas conveniente hacerlo?
  • ¿Cuales son mis límites sexuales? ¿Y los de mi pareja?
  • ¿Realmente quieres compartir a tu amante/pareja con otra persona?
  • ¿Cual es el lugar ideal?
  • ¿Lo hago con mi pareja o mejor lo hago con otras dos personas y le soy infiel?
  • ¿Me sentiría cómodo teniendo sexo con alguien más mientras mi pareja nos mira?
  • ¿Qué pasará si decido parar pero mi pareja no quiere? ¿O viceversa?
  • ¿Con quien puedo hacer un trio?
  • Y después ¿Qué pasará? ¿Cómo nos sentiremos? ¿Querremos repetir?

El auge de este tipo de fantasías se debe a distintos factores, especialmente al deseo de sentirse deseado o una curiosidad inducida por las literatura erótica o la pornografía.

Indiferentemente de los factores que motivan este deseo, cada día es mas común que las personas vivan esta experiencia pero, aunque la imaginación nos lleva más por los caminos de la sensualidad, el erotismo y la perfección, también existen aspectos menos mencionados y que deberíamos tener en cuenta al momento de realizar nuestro primer trío.

 

Aspectos a tener en cuenta en tu primer trío

1. El rol de cada uno.

Te encuentras en una habitación con dos personas mas y ninguno está seguro del proceder así que todo empieza a fluir en base a una comunicación no verbal inducida, probablemente, por lo que hemos visto en las pelis porno. Si hay confianza entre los involucrados es probable que todo se desenvuelva con mayor naturalidad y comodidad. La primera vez que haces un trío es similar a cuando pierdes la virginidad, al principio es un poco raro y puedes llegar a ser un poco torpe pero una vez superado esto la experiencia es simplemente placentera!

2. Celos.

Los celos surgirán inevitablemente. Si alguno de los dos parece obtener más placer de la persona con la que acaba de tener sexo que con el otro participante, será desagradable. Aunque pensemos que la experiencia debe ir más allá de pensamientos negativos, los celos llegaran para cualquiera de las partes en cualquier momento del encuentro.

3. Competitividad.

La interacción sexual en los tríos, sea por celos o egocentrismo, puede llegar a convertirse en una competencia, en la que el único ganador será el que tome el lugar central, eso deja a los otros dos participantes luchando por ser el mejor o tomar la posición principal. Lo más saludable es que todas las partes interactúan por igual y vayan haciendo “rotación de posiciones” .

4. Contacto visual.

El contacto visual puede convertirse en algo incómodo, sobre todo para las dos personas del mismo sexo que están participando, a menos que sean bisexuales. Por ejemplo, el contacto visual entre dos hombres heterosexuales puede reducir la pasión y los hace un poco más conscientes de la situación en la que se encuentran, el factor determinante en este caso será el vínculo que exista entre cada participante pero no deja de ser un momento embarazoso.

5. Las inseguridades.

Sobre la relación con uno o los dos participantes, físicas o en cuanto a qué decisión tomar, estas dudas pueden pasar por la cabeza en un instante o incluso perseguirte durante los días siguientes, la clave es que sea una decisión libre y que la experiencia sea placentera. Los tríos son para experimentar, no para sufrir.

6. ¿Y cuando termine?

Existe un sin fin de interrogantes que surgirán al final, por ejemplo ¿Repetiremos? ¿Le contaran a alguien? ¿Tenemos que hablarlo después? Es inevitable pensar en lo que sucederá luego de hacer un trio es por ello que la confianza en clave, así se podrá resolver cada incógnita de manera cómoda y natural para que asi solo les queden los mejores momentos.

7. De extremo a extremo.

Después de llevarlo a cabo puede que los participantes se den cuenta que la experiencia es divertida, placentera y vale la pena repetir o que concluyan que simplemente es una fantasía hecha realidad que no vale la pena repetir. Todo dependerá de como lo hayáis llevado a cabo, de los participantes, de la comunicación, conexión y confianza que exista entre los involucrados.

Pueden ser amigos, una pareja y un extraño o tres desconocidos. De cualquier manera, cualquier cosa puede pasar.

 

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *