Barcelona +34 609 84 65 24
  • en
  • es

Diez ideas para innovar en los preliminares

¿Te cuesta innovar en los preliminares? ¿Siempre acabas repitiendo las mismas rutinas y parece que la pasión empieza a decaer? ¿Quieres sorprender a una chica en vuestra primera vez?

Entonces te recomiendo que leas este artículo, porque he puesto las mejores ideas para innovar en los preliminares, y estoy segura que no te van a dejar indiferente.

1. Chat caliente

Si ya tenéis confianza, abre el whatsapp e inicia una conversación picante con ella. Dile lo mucho que te pone su cuerpo, lo mucho que la deseas, lo que provoca en ti imaginarla desnuda, lo que le harías ahora mismo si la tuvieras delante. Haz que se encienda, que desee verte ahora mismo, y te aseguro que en cuanto os veáis disfrutaréis como nunca antes.

2. Demuéstrale tu pasión desenfrenada.

Por ejemplo, imagina que estáis preparando la cena y, de repente, la coges por detrás, le acaricias la cintura y te acercas a su cadera con intensidad, para que note tu paquete. O quizás, estáis descansando en el sofá y de repente te lanzas sobre ella, la coges de los brazos y empiezas a besarla apasionadamente. Hay que elegir bien el momento de la sorpresa, ya que puede incomodarse si no es un buen momento, pero seguro que si tienes el tacto suficiente y actúas con pasión pero sin brusquedad le va a encantar, y vas a despertar en ella un gran deseo.

3. Mirad una película erótica.

Puede ser porno, pero asegúrate que sea un porno que le guste. A las mujeres nos suelen gustar las películas que insinúan más que enseñan y que tratan a la mujer con respeto. Y si aún así lo ves demasiado descarado, seguro que le gustará ver una película como 50 sombras de grey. Cuando ya estéis calientes, puedes decirle si quiere representar alguna de esas escenas contigo, o simplemente dejaros llevar por el momento ahora que el ambiente ya está caldeado.

4. Baño caliente

Aprovecha algun dia que ella llegue más tarde que tú y prepara la bañera con agua caliente, mucho jabón, olores agradables… Cuando llegue, acércala hacia el baño y sorpréndela. Allí, con el calor y la relajación, será muy fácil jugar, investigar vuestros cuerpos, acariciaros… y quien sabe si incluso termináis allí mismo.

5. Masaje erótico

Sorpréndela con una sesión de masaje erótico. No hace falta saber demasiado, simplemente utilizando alguna crema o aceite para masajes empieza relajando sus cervicales, sus brazos, y ve deslizando tus manos por su espalda, su culo, sus piernas…. acércate a las zonas más erógenas pero sin llegar a ellas, haz que desee cada vez más que te acerques, nota como su respiración se va acelerando a medida que tu vas estimulando su cuerpo. Finalmente, te propongo que termines el masaje sin dar tregua, directamente por detrás, de una forma muy sutil, como si fuera parte del masaje… le va a encantar.

6. El empotrador

Si ya váis a hacia la habitación, esta vez hazlo diferente. Cógela entre tus brazos agarrándola por la cadera, como si se tratara de un abrazo en el que ella se tenga que agarrar a ti con sus piernas. En esta posición, puedes localizar alguna pared o mesa donde apoyarse y empezar el juego con mayor intensidad e iniciar una sesión de sexo inolvidable.

7. La cajita erótica.

Preparad juntos una cajita donde iréis colocando papelitos. En cada uno anotad las cosas que os gusta hacer y/o recibir del otro: besos en el cuello, mordiscos en la oreja, lamer el pezón, poner lubricante… no tengáis vergüenza alguna. Cuando ya tengáis la caja bastante llena, es momento de jugar. Iréis sacando un papelito cada vez, y el uno le hará al otro lo que diga en ese papel. Hacedlo con ganas, como si de un verdadero juego se tratara y tuvieras que ganar con cada una de esas acciones. Te aseguro que será un preliminar divertido, original y que querréis repetir más de una vez.

8. Estimula todos sus sentidos.

En esta ocasión no te voy a proponer unos preliminares muy intensos, sino todo lo contrario. Algo muy suave, muy lento. Desvistela sin prisa, y ve recorriendo su cuerpo al quitar cada prenda. Oleros, respirar haciendo que ese aire caliente y húmedo recorra rincones de vuestro cuerpo que ni siquiera recordábais tener. Caricias suaves, palabras dulces… Puedes añadir alguna pluma para que el tacto sea distinto, o puedes colocar algo de mermelada o chocolate caliente para recorrer todo su cuerpo… ¡Imaginación al poder!

9. Susurros picantes.

La gracia está en sorprenderla. En esa ocasión puedes decirle al oído cosas obscenas, pero de una forma muy delicada. La contradicción de tu dulzura con la sensualidad de lo que le estás diciendo la va a dejar con muchas ganas de más. Si crees que no le van a gustar las frases demasiado picantes, limítate a decirle lo bonita que és, lo mucho que te gusta su pelo, su pecho, su cuerpo… Lo bien que le sienta ese vestido pero las ganas que tienes de quitárselo cuanto antes.

10. Véndale los ojos.

Véndale los ojos y deja que se relaje mientras juegas con todo su cuerpo. Es necesario que ella se sienta cómoda, así que antes de empezar, asegúrate que va a estar bien: temperatura adecuada, un entorno tranquilo sin interrupciones, y dile que hoy va a disfrutar como nunca, que simplemente se relaje y se deje llevar por lo que siente. A partir de ahí ya es cosa tuya, puedes hacer con ella lo que más desees, pero la prioridad es siempre que ella lo disfrute. Si tienes dudas o prefieres que ella te vaya indicando no dudes en ir preguntando.

One comment on “Diez ideas para innovar en los preliminares”

  • Leave a cool comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *