Barcelona +34 609 84 65 24
  • en
  • es

Dicen que el tamaño no importa, pero… ¿y la duración? Que sí, que lo que verdaderamente importa es disfrutar del momento, y yo soy de las que piensa que lo bueno de un polvo corto es que da tiempo par hacer más polvos… Pero siempre se agradece una sesión larga e intensa que os deje suficientemente saciados, ¿no creéis?

Y es que a muchos hombres les frustra no durar más tiempo en la cama. Tienen miedo a correrse demasiado pronto, a no controlar y hacer que la noche tan mágica que habían imaginado termine rápido antes de que su pareja sexual haya disfrutado lo suficiente. 

Por eso he decidido escribir este artículo, después de informarme y hablar con diferentes amigos que me han contado su experiencia y sus propios trucos para alargar la duración del coito. Os los presento aquí.

Los diez trucos que te ayudarán a alargar la duración del coito

1. Control mental

Tener sexo es algo corporal, pero si sientes que tienes el control de tu orgasmo y te concentras en ello, te será más fácil controlarlo realmente. Dicho de otra forma: si tu mente se concentra en los movimientos, la velocidad y las sensaciones que todo esto te va provocando, serás capaz de irlo regulando según tus intenciones.

Este es el lema de Iris:

No dejes que el orgasmo te domine a ti, domínalo tú a él.

2. Conoce tu cuerpo

Para tener un mayor dominio de tu orgasmo primero tienes que diferenciar perfectamente las sensaciones de erección, excitación y eyaculación. De hecho, si nos imaginamos que la excitación masculina como una escalera donde se va subiendo progresivamente, debemos tener en cuenta que llegados al último escalón ya no hay posibilidad de parar, pero en todos los anteriores sí.

Sabiendo esto y conociendo bien las sensaciones de los últimos escalones es posible frenar el coito en estados muy elevados de excitación sin llegar al orgasmo, perdurando así el placer máximo (el penúltimo escalón) durante bastante tiempo.

3. Respiración profunda

Piensa en lo siguiente: si tener sexo fuera considerado un deporte, ¿verdad que una de las claves para mejorar tu marca sería respirar correctamente? La forma como respiramos regula nuestras pulsaciones cardíacas y nuestro flujo sanguíneo. Eso ayuda a controlar la excitación, regular la intensidad y elegir el momento del orgasmo a tu antojo.

En esto, Sandra sabe mucho:

No menosprecies la respiración. Para muchos de mis amigos es la clave para tener sexo de gran calidad y de larga duración.

4. Detente

Si ves que estás avanzando muy deprisa y te estás acercando demasiado rápido al clímax, frena un momento. Sabes que si continuas 10 segundos más se acabará la fiesta. No seas impaciente: relájate un minuto y vuelve a empezar. El gran momento llegará, pero antes toca jugar tanto rato como tu quieras. Detente siempre que sea necesario, a las mujeres no nos importa.

5. Regula el ritmo sin llegar a parar completamente

Cuando ya tengas bastante control, durante el coito podrás ir reduciendo la velocidad cuando veas que estás avanzando muy deprisa, o volver a incrementar la intensidad y velocidad cuando veas que aún estás lejos.

Es decir, después de una cierta práctica y habiendo logrado cierto control mental, ya no será necesario parar completamenteSólo con regular un poco la velocidad o el movimiento podrás reducir la excitación y continuar dando placer a tu pareja. Eso dará la sensación de que ha sido un único polvo mucho más largo.

6. Haz prácticas en tu intimidad

La masturbación, además de placentera, puede ser un buen entrenamiento. Puedes conocer mejor tu cuerpo, practicar la frenada en los puntos más altos de excitación… Cuando frenes en este punto, presiona el pene con el pulgar y el índice, justo debajo del glande. Haz este ejercicio unas 4 veces antes de eyacular. Verás como poco a poco consigues mayor control y duración.

7. Usa condón

Menor sensibilidad en tu glande significa mayor duración del coito. Nada más que decir. ¿Que no te gusta tanto? Es muy posible. ¿Que por ese motivo vas a durar más? Ahí está la clave.

8. Fuera presión

Los hombres suelen tener el prejuicio de que deben ser expertos en la cama, que deben darle a su pareja el mejor placer, la mayor duración y que el placer de ella depende únicamente de él. Pues no es así, y cada vez más las mujeres entienden el sexo de una forma más activa.

Cada uno es responsable de su propio placer, así que no te agobies por tu rendimiento, simplemente disfruta y deja que ella también disfrute. No hay que demostrar nada a nadie, solo compartir ese momento juntos. No es un ejercicio de resistencia ni hay ningún objetivo a alcanzar más allá del placer. Si no estás disfrutando por culpa de tu obsesión con durar más, tenemos un problema.

Nuestra querida Cristina lo sabe perfectamente:

Todos los consejos anteriores sólo funcionan si uno está relajado y entiende que pase lo que pase, será fantástico. Además, la propia preocupación te empujará a terminar antes, como si de una profecía se tratara. Tu relájate y disfruta, yo me ocupo del resto.

9. Ejercicios de zona pélvica

Los ejercicios de Kegel son bastante comunes entre mujeres con dificultades para llegar al orgasmo y también para recuperarse tras el embarazo y el parto. Lo que muchos no saben es que estos ejercicios también son muy útiles para los hombres, especialmente para aquellos que sufren eyaculación precoz o que simplemente quieren lograr mayor control de su eyaculación y su función sexual.

Consiste en realizar un ejercicio con los músculos pélvicos que impide la salida del semen. Se podría lograr incluso un orgasmo sin eyaculación haciendo correctamente estos ejercicios. Pide información a tu urólogo si crees que te puede ser útil, él te explicará exactamente como practicar estos ejercicios.

10. Duración vs Cantidad

Si algún día quieres hacer una sesión sexual muy larga, no te obsesiones con ello. Relájate, dedica tiempo a los preliminares, juega, disfruta del momento… Y si te corres demasiado deprisa, descansad y volver a empezar. Normalmente el segundo polvo es mucho más duradero y entonces ya no importa cuanto dure, sino cuantas veces lo hagáis.

¿Quieres saber más? Visita estos enlaces:

Cómo estimular los pezones

Descubre las zonas erógenas de la mujer

El sexo y sus curiosidades

 

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *