Barcelona +34 609 84 65 24
  • en
  • es

Cuanta sensualidad hay en los pezones de una mujer. Algunos más rosados, otros más oscuros. Algunos grandes, otros más pequeños… Pero siempre tan sensibles y juguetones.

Me he encontrado con hombres que sí saben estimular los pezones de una forma increíble, casi hasta hacerme llegar al orgasmo. Otros, en cambio, más que placer me provocaban dolor, o en el mejor de los casos, indiferencia. Y he querido investigar qué hay detrás de esas sensaciones. Y sobre todo, qué hacen y cómo lo hacen los que sí saben. Esto es lo que he recopilado entre mi experiencia y la pequeña investigación que he hecho.

Cómo estimular los pezones de una mujer

1. Suavidad

Tocar los pechos con suavidad primero. Incluso como una caricia que recorre todo el pecho, y se acerca sigilosamente hacia la aureola, llegando finalmente al pezón. Las caricias en esta zona nos vuelven locas y nos preparan para una estimulación más intensa. Saltarse este paso podría ser contraproducente. Debéis tener en cuenta que en algunas etapas de nuestro ciclo menstrual tenemos los pechos muy sensibles y doloridos, así que la brusquedad puede causar el efecto contrario al placer. En cambio, si empezáis con suavidad la estimulación siempre es agradable. Una vez estamos bien excitadas el dolor pasa a segundo plano y se puede pasar a movimientos más intensos.

2. Círculos

Con tu dedo, con tu lengua, con una pluma, con tu pene… Prueba con lo que os apetezca, pero siempre de forma circular, recorriendo la aureola, sin llegar a tocar el pezón. Otra idea es utilizar alguna crema o lubricante para que la mujer sienta todavía más placer. De vez en cuando, puedes pasar por encima del pezón con un movimiento suave pero intenso. Es algo muy similar a lo que ocurre con el clítoris: si te entretienes en las zonas cercanas el placer se va intensificando y cuando por fin llegas a la zona más sensible, puedes hacer que esa mujer llegue al cielo.

3. Velocidad

Cuando ya estamos muy excitadas queremos más intensidad, pero entendida como velocidad y no como brusquedad. Vuelvo a recordar la gran sensibilidad de los pezones y los pechos de la mujer, por ello, apretar demasiado puede causarnos dolor según el día. En cambio, aumentar la velocidad manteniendo la suavidad nos encanta. Así que sigue con tus círculos suaves, pero cada vez más rápidos. Verás cómo su respiración se intensifica.

Situaciones y posturas que favorecen la excitación a través de los pezones

  • ¿Sabes esas noches en las que parece que no va a haber sexo? Consigue que cambie de opinión con este truco: te tumbas detrás suyo y en un abrazo empiezas a jugar con sus pechos siguiendo los pasos anteriores: suavidad, velocidad, movimientos circulares… Verás como enseguida se anima.
  • Calentamiento previo al sexo: Centrarte en esta zona durante el precalentamiento es una muy buena manera de preparar a tu chica.
  • Perrito: Cuando el hombre está por detrás nuestro nos excita mucho que toque nuestros pechos. Así que ya sabes, puede ser una buena forma de estimular aún más a tu pareja.

Ahora que ya sabes las claves para estimular a una mujer debidamente, es momento de practicar. Puedes conocer a nuestras chicas, por ejemplo a Patricia, a Sara o a Vika. Si deseas contactar con ellas, escríbenos y organizamos la cita ideal.

One comment on “Los pezones: ¿sabes cómo estimularlos?”

  • Leave a cool comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *