Barcelona +34 609 84 65 24
  • es

Desde escorts en Barcelona te contaremos todo lo que necesitas saber sobre el fetichismo. No todo el mundo alcanza el placer sexual de la misma manera, hay quienes necesitan la presencia de un objeto o tener contacto con alguna parte del cuerpo de la otra persona –que no sean los genitales- para llegar a excitarse. ¿Quieres saber más de estas prácticas? Continúa leyendo.

Fascinación por un objeto

El fetichismo es una manifestación sexual muy común en hombres, pero no exclusiva de ellos. Las mujeres también tienen sus “objetos del deseo”. Cualquier cosa puede provocar la fascinación de una persona: las piernas, los senos, el cabello, los pies… hasta las máquinas, maniquíes, insectos, tatuajes, etc.

Esta conducta se refiere a la atracción hacia un objeto inanimado para alcanzar el placer sexual. Puede ser cualquier parte del cuerpo que la persona deba tocar, oler, morder o tener algún tipo de contacto. Pero como vemos, también puede ser algo externo. Incluso poseer juguetes eróticos también es considerado como fetichista.

Además de excitarse a través de objetos, también lo hacen ante ciertas situaciones que pueden despertar el deseo como ser tocados sin consentimiento previo o tener sexo en lugares públicos, lo que está relacionado con la sensación de ser descubiertos en cualquier momento. Algunos fetiches son comunes, otros bastante extraños, pero siempre que las personas involucradas estén de acuerdo con estas prácticas y no causen daño a nadie, son consideradas normales.

A menudo se le confunde con las fantasías sexuales; sin embargo, la diferencia consiste en que estas forman parte de las cosas que te gustaría hacer en algún momento, en cambio, el fetiche tiene que estar presente para alcanzar el placer.

Hay una línea que separa las prácticas sanas en estas situaciones de un problema que necesite ayuda psicológica. Cuando el objeto se convierte en la única manera de excitarse y tener un orgasmo estamos ante una parafilia que requiere la intervención de un profesional. En cambio, si es un complemento de la relación, no existe ningún inconveniente.

Fetiches más comunes

Para estar al tanto de todo lo que necesitas saber sobre el fetichismo, tienes que conocer cuáles son las prácticas más comunes. Seguro algunas no son desconocidas, como la atracción hacia los pies, usar tacones durante el sexo, vestir prendas de látex, tocar el cabello, entre otros. Conozcamos otras conductas de los fetichistas, seguro algunas te sorprenderán.

El voyerismo consiste en alcanzar el placer viendo a otras personas teniendo relaciones sexuales o solo con desnudos. Es de las más comunes, aunque en oportunidades no se entienda como un fetiche. En esta misma línea encontramos el triolismo que es observar a la pareja teniendo sexo con un tercero.

Cuando la atracción es hacia personas que tienen tatuajes, perforaciones corporales (piercings) o cicatrices estamos ante la estigmatofilia. La asfixofilia es una conducta que incluye estrangular a la pareja o a sí mismo para incrementar el placer. Esta tiene que practicarse con mucho cuidado porque es capaz de provocar la muerte si no se controla.

Otros tipos de fetiche consisten en la atracción por las estatuas, las lágrimas, tormentas, hacia personas disfrazadas de animales, a ser tratados como bebés, dominación, sumisión, vestir ropa interior del sexo opuesto, entre muchos otros.

Una de las características de los fetichistas es que necesitan tener contacto con su objeto del deseo con los cinco sentidos. ¿Crees que vale la pena intentar con alguna de estas prácticas? Si es así, por qué no lo haces con alguna de nuestras escorts in Barcelona, que están dispuestas a mostrarte aún más de todo lo que necesitas saber sobre el fetichismo.

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *