Barcelona +34 609 84 65 24
  • es

Todo ser humano busca tiempo para refugiarse en el placer. No hay nada más liberador que llegar al clímax durante la relación sexual porque eliminas tensiones y disfrutas el momento. Hoy en tu Web de Escorts en Barcelona hablaremos de un tema interesante: el origen del orgasmo femenino. Si bien es parte de las manifestaciones fisiológicas luego de saciar la necesidad de sexo, pocos conocen su influencia en la historia y aquí te lo contamos. ¿Suena interesante? No te pierdas este post desarrollado especialmente para ti.

Reflejo neuroendocrino intenso

La palabra orgasmo proviene del vocablo griego “orgh” cuyo significado es “desear ardientemente”. Evidentemente consiste en una etapa de excitación de pocos segundos y al conseguirlo tu cuerpo experimenta algunas funciones físicas que llenan de sensaciones. ¿Qué ocurre en ese instante? El clítoris, perineo, útero y la vagina se contraen, esta última se caracteriza por cosas que desconoces.

Por otra parte, se endurecen los pezones, el corazón comienza a acelerarse y se dilatan todos los vasos sanguíneos. Si te preguntas por qué quedas tan relajado/a al finalizar el coito es porque el orgasmo ayuda a la secreción de endorfina, sustancia que brinda sensaciones de bienestar y relajación. Las formas son variadas, la idea es explorar las múltiples maneras de experimentarlo conocer la zona íntima. Aparte del sexo están los juegos y caricias, la masturbación y cunnilingus.

El origen del orgasmo

Los hombres al alcanzar su punto máximo de placer transfieren su esperma a la mujer, por lo tanto, siempre se ha sabido su rol dentro de la reproducción pero en el caso del género femenino, todas pueden quedar embarazadas sin la obligación de que exista el orgasmo, entonces, ¿para qué sirve? Según estudios recientes realizados por la Universidad de Yale y el Hospital de Niños de Cincinnati se le ha encontrado una respuesta.

Se afirma que el orgasmo femenino incidió para garantizar la supervivencia de la especie desde tiempos remotos porque en el pasado evolutivo su función indujo a la ovulación, además, a medida que el humano sufría su transformación, el clítoris fue moviéndose de lugar.

Llegar a estas conclusiones implicó un enfoque hacia las características fisiológicas del orgasmo femenino: descarga de hormonas como oxitocina y prolactina. La hipótesis se basó en que el ciclo de ovulación es completamente independiente de la actividad sexual en humanos, sin embargo, en el caso de mamíferos (gato, hurón, conejo, etc.) viene inducido por la cópula, por eso, el clímax puede representar una señal evolutiva.

Específicamente, el orgasmo en las mujeres terminó adaptándose a un rol reproductivo directo, más allá de ser el reflejo que ancestralmente impulsaba la ovulación, para tener el rol secundario de dar solo momentos placenteros.

Con respecto al clítoris y su nueva posición en el cuerpo (estuvo dentro del canal vaginal, luego se ubicó permanentemente en la vulva como órgano eréctil escondido) refieren que este cambio en la anatomía pudo haber generado que durante la penetración, este órgano no recibiese la estimulación apropiada para culminar con el clímax.

Este ha sido un breve repaso al origen del orgasmo femenino. Si leerlo te produjo la imperiosa necesidad de tenerlos, ponemos a tu disposición a nuestra escort de lujo Vanesa, no olvidarás la experiencia. ¿Qué te ha parecido la temática? No hay dudas de que cuando la ciencia y el placer se unen dan recuerdos inolvidables. Recuerda compartir el post si te ha gustado en las redes sociales.

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *