Barcelona +34 609 84 65 24
  • es

Hay tantas series en televisión hoy en día que es normal que se nos pasen por alto la mayoría de ellas. Pero cuando vimos que uno de los estrenos de este 2016 era sobre escorts (The girlfriend experience), pensamos que estaría muy bien compartirla aquí con vosotros, por si alguien no la ha visto y se anima a hacerlo o bien ya la ha visto y decide opinar sobre ella.

The Girlfriend Experience

La serie, que es estadounidense, está creada por Amy Seimetz, Lodge Kerrigan y Steven Soderbergh. Hoy en día solo tiene una temporada, no sabemos si habrá una segunda. Lo bueno es que son capítulos de 30 minutos, por lo que tardas en verla entera entre seis y siete horas (hay trece capítulos en total).

El argumento

No se trata de un tema nuevo ni tampoco novedoso, pero lo que resulta más curioso del caso es que la serie es una adaptación de una película que lleva el mismo nombre y que se estrenó en el año 2009. Es el mismo director quien ha tomado la decisión y quien también dirige la serie.

En la película, protagonizada por Sasha Grey, podemos ver como transcurren cinco días en la vida de Chelsea, una escort de lujo de Nueva York que es capaz de ganar 10.000 dólares por noche. A la trama se le une Chris, su novio, que permite que su chica trabaje de ello porque el también sale ganando y porque también tiene su forma de ganarse bien la vida. Y aunque la película no obtuvo grandes críticas, se mantuvo entre las películas más vistas del año, suponemos por el gancho de Sasha, que ya es actriz porno en la vida real y suponemos que esto debía dar morbo a los espectadores.

La adaptación en serie

La versión televisiva cambia un poco del original, pero mantiene la esencia. La protagonista se llama Chelsea también, y es una estudiante de derecho especializada en patentes que ve cómo puede hacerse muy rica en cuestión de días gracias al hecho de poder alquilar su cuerpo a hombres de negocio con grandes fortunas. Todo ello mientras trabaja en la prestigiosa empresa Kirkland & Allen, especializada en su campo laboral y en la cual espera poder ascender profesionalmente.

La serie ha sido producida por la cadena de televisión Starz y está protagonizada por Riley Keough. El nombre proviene del apodo que reciben las que se dedican a esta profesión: GFEs (Girlfriend Experience).

Aunque no expliquen nada que no se sepa ya, es una buena forma de aprender un poco más sobre la vida de las exitosas prostitutas de lujo, esas escorts que pueden llegar a ganar cantidades millonarias a final de mes y que cuentan entre sus clientes a importantes y conocidos hombres de negocio. Está claro que no deja de ser una serie, pero algunos elementos están muy bien encontrados y los temas con los que se encuentra la chica son completamente verídicos y podrían ser los de cualquier persona que se dedica a esto (clientes que puedan suponer algún peligro, los porcentajes que se llevan los intermediarios, la línea fina que separa su vida personal de su vida profesional, etc.).

¿Qué opina la crítica?

Hay opiniones de todo. La página por excelencia de críticas televisivas, Rotten Tomatoes le da una nota de 8’6 basándose en 28 críticas. Otras páginas similares le dan resultados parecidos.

Una de las razones principales de la buena nota es el gran papel que hace Riley Keought, la protagonista. Su progreso a lo largo de los capítulos y su facilidad por adaptarse a los roles (de escort a estudiante y de estudiante a profesional empresaria) le confieren una calidad que la diferencia de otras series parecidas un poco más mediocres. Esto y el ritmo de la serie, que desemboca en un gran capítulo final que bien merece ver los trece capítulos que dura la trama.

Es, sin duda, una de aquellas series que puedes ver en tus ratos libres y que te pueden proporcionar buenos momentos y conocimientos por este mundo que a veces suele quedar muy opaco.

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *