Barcelona +34 609 84 65 24
  • es

Cuando se trata de hacer una cena especial e íntima, muchas son las personas que buscan en Google las mejores recetas para cenas afrodisíacas con el objetivo de quedar bien con la pareja y despertarle la libido que lleva dentro. Ahora bien, aparte de los productos más típicos (como las ostras y las fresas), pocas son las personas que saben cómo conseguirlo. Nosotros hemos estado investigando un poco y te damos algunas pistas para que la velada sea perfecta.

Los mejores consejos para tus cenas afrodisíacas

  • En primer lugar, prepara el ambiente. Hacer una cena de estas características en la mesa plegable de la cocina ya os podéis imaginar que no puede funcionar de ninguna de las maneras. O bien optáis por una solución profesional (que la cena venga a casa o bien ir a un restaurante) o bien os lo curráis y os hacéis la velada perfecta en casa. Es importante estar atentos a los pequeños detalles, como los manteles y servilletas, la luz, si hay o no un poco de música ambiental, etc.
  • Piensa bien en el menú. Lo ideal es que hubiera un primer plato, un segundo y un postre, con algo también para picar al principio pero que no llene demasiado. Buscad alimentos típicos que sepáis que funcionen, pero también intentad apostar por otros que no sean tan conocidos.
  • Para el primero, lo más seguro son las ostras. O marisco. Sí, es clásico y sabemos que no es barato… ¡pero un día es un día! Si la gente habla tanto de ello es porque funciona, y así ya tendríais un elemento seguro (la clave del éxito es el alto contenido en zinc, que ayuda a sintetizar la testosterona, una hormona de sobras conocida en el terreno sexual). Pero también os puede valer una ensalada, que de hecho es mucho más ligera y se le pueden meter varios condimentos complementarios.
  • De segundo plato os podrían servir muchas cosas, desde unas simples alcachofas hasta platos más elaborados. Si habéis optado por la ensalada de primero ahora podrías aprovechar para meter algo marinero como el salmón. Para los que seáis más de carne, quizá el conejo con piñones podría ser una buena opción. Y un complemento que no debería faltar es el jengibre, ya que su alta dosis de “afrodismo” puede hacer levantar cualquier cosa.
  • De postres algo obligatorio tendría que ser el chocolate. Ni hay nada más libidinoso que el cacao, y por suerte las combinaciones son muchas porque es un producto que se puede presentar de mil maneras diferentes. Podéis tomarlo solo (flanes, coulant, helado…) o bien usarlo como “decoración” de otros alimentos, como podrían ser las fresas o el plátano. Ambos quedan muy bien cuando se juntan con el oro azteca. Pero si no os gusta el chocolate hay otras opciones, como por ejemplo, la miel.
  • Para beber no os conforméis con una bebida simple con gas. No. Hay que hacerlo bien y como mínimo tendría que haber vino. Y champán, ni que sea para brindar al final. A parte de ser muy recomendables en este tipo de cenas, os pondrá de mejor humor y os hará personas más abiertas (ojo, sin pasarse, que si no hay personas a quienes este tipo de bebidas les provoca sueño si se toman un par de copas de más).
  • Usad especias y hierbas aromáticas. En nuestro país no somos muy dados a este tipo de condimentos, pero la fama internacional les precede. Añadir un poco de ellos en nuestros platos le dará un toque diferente y los complementará de una forma muy sensual que ya nos irá bien “para lo que tenga que venir después”.
  • Finalmente, otra recomendación: frutos secos. Por suerte se pueden meter en muchas partes: como pica-pica, como postre, en la ensalada, en los platos principales o incluso rallados para espolvorear un poco por encima del plato. Y tened en cuenta que, además, son muy buenos para la salud y aportan un montón de vitaminas y elementos necesarios para el buen funcionamiento del cuerpo en nuestro día a día.

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *