Barcelona +34 609 84 65 24
  • es

Mucho se habla sobre sexo y deporte, pero pocas conclusiones se han conseguido. Hay quien dice que el día antes de un partido o competición importante no se debería tener sexo de ningún tipo, incluyendo aquí la masturbación o el sexo oral. ¿Pero hasta qué punto es verdad?

Cómo afecta el sexo a los deportistas

Son famosas las declaraciones de algunos entrenadores acerca de este tema, pero lo cierto es que hay pocos estudios al respecto. Uno de ellos es, por ejemplo, uno que se realizó en Estados Unidos a medianos de los años 90. Por suerte para los deportistas, los resultados fueron que esto no influía. Para llegar a dicha conclusión se cogió una muestra de atletas y a la mitad de ellos les permitieron hacer sexo en las 12 horas antes de la competición. Los resultados, comparados con los que no tuvieron sexo de ningún tipo, fueron prácticamente iguales. La muestra fue bastante amplia como para tener en cuenta los resultados, por lo que son muchos los deportistas que se agarran a estos datos para justificarse a sí mismos que no hay ningún problema y que esto no va a afectar a los resultados del evento.

En realidad, el efecto es emocional

Aunque decir que el sexo no influye para nada en los resultados tampoco sería cierto del todo: el sexo, al igual que la familia o el trabajo (en caso que se tenga otro a parte del deporte profesional) influye si dejamos que nos influya emocionalmente. Es decir: si practicamos sexo y al cabo de unas horas (o a la mañana siguiente) seguimos pensando en ello, nos puede afectar la concentración. Es por eso que muchos entrenadores “lo prohíben” (o más bien dicho, lo desaconsejan), pero en el fondo se trataría del mismo problema si el deportista en cuestión tuviera otros tipos de problemas. Hubo un reality show musical en televisión hace unos años que ya apuntó también que hacerse una paja el día antes de una actuación podía hacer variar incluso hasta un par de tonos en tu voz. ¿Será verdad?

En todo caso, se trata de buscar el equilibrio, ya que seguramente si se practica una fuerte abstinencia también puede acabar provocando una cierta ansiedad, por lo que sería totalmente contraproducente y estaríamos en el mismo punto de partida del problema. El sexo puede ser un gran aliado, son muchas las ventajas que aporta; pero también debemos llevar una vida sana combinándolo con una dieta equilibrada.

En definitiva: si tenemos un partido importante, no hay ningún problema (hablando en términos científicos) con que hagamos sexo el día antes. Eso sí, deberemos tener en cuenta tres cosas:

  • La primera es que consigamos mantener la cabeza fría para que no nos afecte más de lo necesario. Libera las endorfinas que quieras, pero una vez termines centra tu cuerpo y tu mente en el partido o competición de mañana. Tienes que aprender a separar y poner cada cosa en su lugar en el momento que toca.
  • Duerme las horas necesarias: no se puede rendir bien habiendo dormido poco. El sexo se puede practicar durante muchas horas distintas, no esperes a última hora de la noche. Necesitas dormir las ocho horas reglamentarias para que tu cuerpo esté al 100%. Lo ideal es hacerlo antes de cenar para poder recuperar las fuerzas perdidas (eso sí, no te empaches, cena ligeramente para poder dormir bien)
  • No practiques “sexo peligroso”… ni de contenidos extremos. No te hagas una maratón de sexo, es posible que si así lo hicieras a la mañana siguiente no podrías levantarte del dolor y el cansancio. Las posturas “raras” y la puesta en marcha del kamasutra déjalo para otro día que no tengas nada importante.

Quizá leyendo todo esto te has quedado más tranquilo, ¿no? Ya sabes, lo bueno se debe disfrutar siempre… pero eso sí: ¡con moderación!

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *