Barcelona +34 609 84 65 24
  • es

Son muchas las personas, principalmente hombres, que acuden alguna vez en su vida a los servicios profesionales de una escort. Para ello hay muchas maneras de hacerlo: se pueden contactar a través de agencias, con anuncios que se encuentran en portales web, directamente con ellas en la calle o en algún local, etc. Cómo veis, posibilidades hay miles. Ahora bien, ¿Cómo actuar y qué hacer cuando estamos con ellas? Te indicamos a continuación algunos consejos para que tu experiencia sea la mejor que puedas tener y recuerdes ese día como una cosa fantástica.

Consejos para estar con escorts

  • Mantén tu anonimato y el de ella: no ser nadie (en el buen sentido de la palabra) es quizá la clave para que este tipo de relaciones funcionen. Se trata de una cosa esporádica, ni a ella le interesa si estás casado o tienes pareja ni a ti te debería interesar si la chica tiene otro tipo de vida, si va a la universidad o ni tan solo su nombre real. Y menos si es la primera vez que os conocéis. Lo ideal es siempre velar por la intimidad de las personas y no preguntar lo que no te gustaría que te preguntaran a ti. Otra cosa ya sería si volvéis a quedar varias veces y si se establece de forma natural una relación de amistad. Pero de buenas a primeras, nunca.
  • No hagas nada que pueda incomodar: normalmente cuando se contrata este tipo de servicios, se pacta un poco hasta donde se llegará. La mayoría de chicas indican claramente sus preferencias y sus limitaciones en sus anuncios: no vayas más allá ni fuerces ninguna situación. Si sabes de sobras que no practica, por ejemplo, sexo anal, pues no lo pidas ni lo provoques (ni jugando) porque ella se sentirá incomoda y todo irá mal a partir de entonces.
  • Pide lo que te gustaría: hay muchas veces que algunos servicios no están indicados pero no por ello significa que no se puedan hacer. Si tienes alguna fantasía o te gustaría que te hicieran alguna cosa concreta, puedes probar de preguntarlo con educación. La mayoría de veces la respuesta es positiva. Si quieres, para incomodar menos, lo que puedes hacer es que antes de quedar con ella lo digas, así ella ya te podrá decir si sí o si no y todo irá rodado.
  • Cíñete al horario acordado: estas chicas suelen tener horarios muy complicados porque suelen atender a varios clientes a la semana y necesitan marcarse bien los horarios para poder compaginarlo todo con su vida normal. Si quedáis en una hora concreta, procura llegar puntual y no pasarte luego de la hora. Piensa que si fuera al revés tampoco te gustaría que alguien te hiciera salir tarde del trabajo.
  • Aséate y cuídate: a todo el mundo le gusta meterse en la cama con una persona aseada. Imagínate tener que lamer un cuerpo sucio o un pene que no está en condiciones. Y ya no se trata solo de ducharse antes, que es imprescindible y prácticamente obligatorio por respeto, sino de cuidarse la piel, la boca y los elementos del cuerpo que creas que son más necesarios (por ejemplo, si te gusta el fetichismo de pies, no solo hace falta que estén limpios, sino que tener las uñas bien también será importante).
  • Tomad las precauciones necesarias. Hoy en día no hay ya prácticamente ninguna escort que no se tome muy en serio la protección. El uso de condón y de otros elementos que puedan ayudar a mejorar la experiencia sin incrementar los riesgos serán bienvenidos.
  • Buscad terreno neutro. Si la chica trabaja para una agencia, lo ideal es que haya algún local anónimo en donde se pueda acudir sin problemas. Si no fuera así, es mejor que pagues y vayáis a un hotel de estos que alquilen habitaciones por horas. No la lleves nunca a tu casa ni vayas tú a la suya. A parte de ser peligroso, estás exponiendo parte de tu vida que quizá no quieras que se conozca. Una habitación anónima ofrece garantías para pasarlo bien si tener que preocuparte por nada más.

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *