Barcelona +34 609 84 65 24
  • es

Hay un  tema del que se habla poco pero que, por el contrario, mueve bastante dinero. Se trata del mundo de las drogas que mejoran o potencian el morbo sexual. No todas son ilegales, aunque la mayoría sí.

A modo de curiosidad y basándonos en un artículo que se publicó hace un tiempo en la web de Pijamasurf, recogeremos en este artículo las más potentes y conocidas. Aclarar, pero, que lo mejor es siempre tener sexo sin ningún tipo de influencia externa, ya que es como mejor se vive la experiencia.

Ejemplos de drogas sexuales

  1. Ibogaína. Se trata de un elemento que se encuentra en África. Muchas personas que la han probado se han referido a ella como el afrodisíaco más potente del planeta, sumado al hecho de que además es un alucinógeno. Por sus propiedades se ha llegado a comparar con la famosa ayahuasca. De hecho no es una droga sintética, sino una planta que se puede encontrar tranquilamente mientras paseas por la zona, por lo que no es de extrañar que se haya usado mucho a lo largo de los años.
  2. Mezcla de viagra y éxtasis. Esta bomba tan peligrosa es una de las más usadas actualmente, ya que proporciona una estimulación extrema por parte del éxtasis y una energía que sabes que te garantiza potencia por parte de la viagra (en este caso la masculina, no parecen haber datos con la nueva viagra femenina que se ha puesto a la venta recientemente en Estados Unidos). NO cabe decir que la peligrosidad es muy elevada y no son pocas las muertes que se han producido por causa suya.
  3. Foxy-Methoxy. El tercer ejemplo es una droga sintética de carácter psicodélico. El objetivo de su toma es no solo potenciar el sexo sino que además buscar el éxtasis espiritual
  4. Cannabis. Está quizá es una de las más conocidas en todo el mundo. Prohibida en la mayoría de países pero también aceptada en algunos si es por consumo propio, el cannabis  es un tipo de droga que también va muy ligada al mundo interior y espiritualidad: su consumo permite que se tenga más sensibilidad en la mayoría de casos, y la facilidad con la que puede conseguirse la hace una de las mejores a ojos de muchos.
  5. GHB / Oxitocina. Conocido también como éxtasis líquido, es también una de las más peligrosas. A menudo se ha relacionado con agresiones sexuales, ya que al ser líquida se puede introducir fácilmente en una bebida sin que la persona que este bebiendo se dé cuenta (todos hemos oído alguna vez eso de “vigila que no te pongan nada en la bebida”, pues se referían principalmente a esta droga). Las personas que lo han consumido alguna vez apuntan que es muy importante que se haga en pequeñas dosis, puesto que si se aumenta puede generar el efecto contrario del que se busca.
  6. Ketamina. Esta droga, conocida también como “Special K” es en realidad un potente medicamento para la anestesiar animales. Pasa un poco como el ejemplo anterior: es mejor usarla en juegos previos y no abusar de ella. Su peligrosidad es tanta que a veces se la llama también “droga de la muerte”, por las experiencias que a veces ofrece de acercamiento a la sensación de morir.
  7. Poppers. ¿Quién no ha oído hablar de ello? Muy frecuentada en el mundo gay, lo que hace esta droga es ejercer un efecto vasodilatador, que se traduce como relajante de genitales. Antiguamente se podía encontrar fácilmente en sex-shops, y se puso muy de moda en los años 80. Muchas personas lo han probado inhalado, ya que su efecto es inmediato y si se toma justo en el momento de tener un orgasmo puede ser la bomba.
  8. Mandrágora. Otra sustancia de origen natural y muy usada en el mundo. Se ha vinculado siempre a la brujería y al espiritualismo. Normalmente se toma en forma líquida, y con solo unas gotas es más que suficiente para pasar una buena noche.
  9. Candyflip. Esta potente droga es una mezcla de dos de las grandes: LSD y MDMA. El objetivo es conseguir un efecto potente y equilibrado, ya que el LSD es muy pasional y el MDMA es más de tono sentimental. Es sobre todo usado en parejas que quieren investigar nuevos caminos para llegar al éxtasis, no para un encuentro con algún desconocido.
  10. Cocaína. Dejamos la cocaína para el último puesto, que aunque no es específicamente una droga sexual, a lo largo de los años se ha relacionado mucho con ello. Las principales características de esta droga son la confianza que proporciona en uno mismo y la sensación de vitalidad (falsa vitalidad que luego se esfuma).

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *