Barcelona +34 609 84 65 24
  • es

Si hay un concepto sexual que se ha puesto muy de moda en los últimos meses, este es sin duda el de MILF.

Y es que esta sería la traducción de MILF, ya que se trata de un acrónimo de la expresión inglesa “Mom I’d Like to Fuck” (aunque también podéis encontrarlo como MQMC, Mamá que me cogería, que sería la versión latina).

Madres que te gustaría follarte

La expresión se refiere a todas aquellas mujeres que, aún teniendo una edad ya bastante avanzada, son follables y dan una excitación extrema a quien las ve. Tampoco es que sean muy mayores, hay de todo, pero la principal característica es que ya tienen edad para ser madres o bien ya hace tiempo que lo son (¿quién no ha fantaseado alguna vez con tirarse a la madre de su amigo? Si incluso el grupo musical El canto del loco tiene una canción que hace referencia a esto, “La madre de José”). Aunque no haya una edad definida para ser MILF, lo normal es que se encuentren entre los 40 y los 50 años, ¡aunque para gustos colores! Cuando son más jovencitas muchas veces ya no son consideradas MILF.

¿De dónde proviene el término?

La palabra ya tiene algunos años, aunque ha sido recientemente cuando se ha empezado a hablar abiertamente de ello.

La primera vez que se mencionó fue en la película American Pie, de 1999. Desde entonces el término ha ido cogiendo aceptación, tanta que incluso hay un galardón anual: “MILF del año”, que lo han ganado algunas actrices como Janine Lindemulder, Kristal Summers o Alana Evans. En este sentido, cabe destacar que los Premios AVN, conocidos también como los Oscar del porno, premian también desde el año 2008 a la “Best MILF release”

Características de las MILF

  • Mujeres maduras: Está claro, las MILF son mujeres maduras, prácticamente la propia palabra ya lo dice. Lo que pasa es que debemos especificar que son maduras por dentro y por fuera, es decir: no solamente se tiene que tener una edad más o menos determinada, sino que además el carácter también debe acompañar. La madurez de una persona que ronda los 40 o los 50 años es la de una persona que sabe lo que quiere, piensa de forma racional y no tendrá problemas a la hora de asumir riesgos o problemas que puedan surgir en el transcurso de la relación.
  • Independientes y seguras: en relación a la madurez, cabe decir que una MILF es también una mujer independiente, segura de sí misma, que ha vivido ya gran parte de su vida y que tiene muy claro como quiere vivir (y disfrutar) de los años sexuales que aún le quedan activos. Suelen ser personas económicamente independientes, que no dependen pues del sueldo de un marido ni tampoco son de aquellas que se quedan en casa para realizar tareas del hogar. Mujeres contemporáneas en definitiva, que tanto te pueden hablar de aplicaciones móviles como de la última película que se ha estrenado en los cines.
  • Bien conservadas: evidentemente, una MILF no sería una MILF si no estuviera de buen ver. Las hay de dos tipos: las que nunca se han operado y que por tanto tienen una belleza natural que se ha ido conservando con el paso de los años y las que se han hecho alguna operación estética. Ojo, que tampoco gustan las muy operadas: no se trata de rejuvenecer un cuerpo, sino de ayudarlo a que se mantenga mejor con el paso de los años. Una mujer de 40 que parezca una Barbie de 20 ya no tiene mucho sentido.
  • Experiencia: y el grado de experiencia es también un factor muy importante. Atrae mucho una persona que ya tiene experiencia en la cama y que te puede enseñar cosas que nunca has soñado hacer… o incluso el morbo de saber que esa persona ya ha estado con más personas, que no le tienes que explicar nada… Si a eso le sumas el hecho de que tienen mucha seguridad y saben perfectamente cómo quieren ser complacidas, el morbo es redondo.

Por cierto, el término también se aplica a los hombres: los FILF. ¡Estad atentos al blog que en el próximo artículo iremos a por ellos!

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *