Barcelona +34 609 84 65 24
  • es

Hasta ahora, los hombres que tenían problemas de erección han tenido una solución muy cerca: la viagra. La pastilla azul más famosa del mundo ha salvado relaciones, subido autoestimas y enderezado situaciones que muchos ya hubieran dado por perdidas. Pero, ¿qué hay de las mujeres?

La Viagra femenina ya está aquí

Bueno, llamarla viagra no sería lo correcto, puesto que su nombre real es “Flibanserina” y su color es el rosa. Se ha puesto en marcha hace pocas semanas en Estados Unidos y viene con un objetivo muy claro: despertar el deseo sexual perdido de las mujeres.

Dicen que a partir de octubre ya se podrá comprar, pero son muchas las dudas que se le asocian. Así como en el caso de un hombre la cosa está más clara, en la falta de deseo de muchas mujeres no se sabe a ciencia cierta la razón. Es por este motivo que son muchas las detractoras. Aún así, la prueba piloto ha dejado encantadas a muchas mujeres, por lo que se ha decidido tirar para adelante con la comercialización.

Tal como se indica en el portal enfemenino, esta pastilla llega bastante tarde: hace ya veinte años de la comercialización del “modelo masculino”. Aún así, más vale tarde que nunca. No obstante, debemos saber algunas cosas antes de tomarla:

  • A diferencia de la viagra masculina, que actúa aumentando el flujo sanguíneo, esta pastilla femenina lo que hace es actuar con el cerebro, intentado hacer subir la dopamina y restando serotonina. En algunos casos tiene bastante similitud con las pastillas antidepresivas que se recetan a las personas que tienen algún tipo de desorden neuronal, pero no nos asustemos: no tiene nada que ver, simplemente que algunos componentes están tan relacionados que se mezclan cuando se crean productos de carácter similar. Al fin y al cabo, lo que se busca es una reacción interna.
  • Antes de dar el “ok” para ser vendida, tuvo dos rechazos. La FDA, que es la Administración para los Alimentos y los Medicamentos, no lo tenía nada claro y no quería que se pusiera en riesgo la salud de ninguna mujer.
  • No es tan inmediato –ni tan directo- como su paralelo. En el caso de la píldora rosa, no se asegura que la relación sexual sea satisfactoria… y de hecho, en los estudios previos no se han conseguido números muy positivos: las mujeres que tenían un par de relaciones sexuales al mes con buenos resultados, quizá con la píldora vieron que se aumentó a 3 o 4. Además, no todas las mujeres han notado mejoras: se calcula que un 40% de las personas que la tomarán casi no notarán mejora.
  • De momento la comercialización está pensada para Estados Unidos. Es bien probable que en Europa llegue pronto, pero aún no se sabe nada del cierto. Lo más normal es esperar a ver las reacciones y resultados reales, ya que no es nada fácil introducir un medicamento nuevo en una legislación concreta (y menos cuando son polémicos)
  • Otra cosa que debe saberse es la posología: normalmente la viagra masculina se aplica un rato antes de tener relaciones sexuales, pero en este caso no es así: se trata de tomar una pastilla cada día, ya que no es de efectos inmediatos sino que va reaccionado poco a poco. Esto lo están remarcando mucho los farmacéuticos de Estados Unidos, ya que se deberá vigilar mucho con las tomas y, sobre todo, estar al caso de cualquier reacción alérgica i síntoma extraño que se note.

La polémica está servida, pero de todas formas es importante destacar que se habían hecho muchos progresos en el campo masculino y prácticamente nada en el caso femenino, lo que ya de por sí es un pequeño triunfo para ellas. Otra cosa también positiva es que la demanda ya empieza a ser elevada, lo que muestra de forma clara que existe un problema que a veces no se cuenta pero que muchas mujeres querrían solucionar. Con una demanda creciente real, es fácil que se abran nuevas líneas de investigación en este sentido.

Esperaremos a ver las reacciones a partir del 17 de octubre (día oficial que se pone a la venta el producto) y estaremos atentos a los permisos para que se pueda comercializar en nuestro país.

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *