Barcelona +34 609 84 65 24
  • es

¿Os habéis encontrado alguna vez con que vuestra pareja os propone alguna práctica sexual rara mientras estáis en un momento íntimo? Quizá alguna vez sí, pero antes que nada tendríamos que ver que entiende cada uno por práctica sexual rara, ya que los límites de cada persona varían mucho y lo que para algunos es lo más normal del mundo para otros puede ser perversión pura.

Para hacernos un poco a la idea y fijar un mínimo de criterio, recuperamos algunas de las prácticas sexuales más extrañas y recogidas en el diario ElCorreo de hace unos meses.

Prácticas sexuales poco comunes

  • Somnofilia: si os fijáis un poco en la misma palabra, entenderéis un poco por dónde van los tiros. La somnofilia es el hecho de querer hacer el amor con un desconocido que esté durmiendo. La idea simple de hacerlo de esta forma puede llegar a producir orgasmos, aunque muchas veces no se puede llegar a tal extremo por razones evidentes. Muchas de las personas que se excitan con este tipo de prácticas se limitan a darse placer propio (masturbación) viendo al desconocido dormir o pensado en ello cuando se está en casa. La excitación se hace más creciente si se piensa en que la persona puede despertarse en cualquier momento y pueda descubrirlos.
  • Clismafilia: en este segundo caso, el placer se busca metiendo líquido en el ano, generalmente con enemas. Tanto puede ser en el ano propio como en ano ajeno, lo que a veces puede ser complicado de buscar pareja de juegos. ¡Por suerte para ellos, existen múltiples foros para encontrar con quien compartir el gusto!
  • Masoquismo, sadismo, BDSM en general: estas prácticas, últimamente muy popularizadas por la literatura surgida a través del boom de las sombras de Grey, es quizá una de las más conocidas. Se trata de buscar el placer en el dolor, y puede llegar a niveles muy avanzados según la persona, ya que puede ir de unos simples azotes en el culo a latigazos en la espalda o sensaciones de asfixia por el uso de máscaras de control. Se recomienda conocimiento y experiencia para llevar a cabo este tipo de prácticas.
  • Acrotomofilia: el objeto de deseo de las personas que lo practican es la búsqueda de personas que tienen alguna amputación, como por ejemplo un muñón en la pierna o en el brazo. Se han dado casos reales de personas que, siguiendo este impulso, se han autoamputado alguna parte de su cuerpo.
  • Urolofilia y coprofilia: estas palabras también son definibles por si solas, se trata de sentir placer sexual por ver a una persona defecar o orinar. En algunos casos no solo es verlo, sino que además se incluye tocar, oler o incluso saborear. En el caso de la urolofilia (quizá mucho más común) la práctica de mear encima de otra persona se conoce con el nombre de “lluvia dorada”.
  • Altocalcifilia: fetichismo en estado puro. La altocalcifilia se basa en la obtención de placer cuando se lleva o se observan personas que llevan zapatos de tacón muy alto. Esta práctica va muy vinculada al fetichismo de pies, que tiene muchos adeptos a nivel global.
  • Parcialismo: tal como indica la propia palabra, el parcialismo es un goce de una parte concreta del cuerpo. Normalmente no son los genitales (que sería lo más común) sino pies, manos o incluso axilas. Estas partes del cuerpo pueden despertar una pasión tan alta como los propios genitales, y hay gente que se excita tanto o más lamiendo un codo que otras partes más comunes del sexo oral. El más conocido, tal y como hemos visto en el caso anterior, es el fetichismo de pies… aunque también hay adictos a la nariz o incluso al cabello.
  • Necrofilia: dejamos este último ejemplo para el final, ya que como es bien sabido, hay personas que sienten atracción sexual por las personas que están muertas. No solamente se trata de una cosa ilegal, sino que además es un tema muy escondido y del cual casi nadie habla. En esta misma línea encontraríamos la zoofilia, la excitación que proviene de pensar en hacerlo con animales. Son prácticas que a lo largo de la historia se han realizado y que no se podían olvidar en este artículo.

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *