Barcelona +34 609 84 65 24
  • es

La comunicación es la pieza clave para que una relación funcione. Si hablamos a diario sobre cómo nos gusta encontrarnos la cocina o qué queremos ver en televisión, lo más normal es que también dediquemos parte de nuestras conversaciones a hablar del sexo. Es la única manera de no caer en la rutina y conseguir saber que piensa el uno del otro o como sería interesante innovar para aumentar la calidad del mismo.

Conversaciones sexuales

En la página web de Indicepr podemos encontrar pistas sobre cuáles deberían ser las conversaciones que todas las parejas han de tener de vez en cuando (o, como mínimo, una vez en la vida).

  • ¿Cuáles son los límites? Es importante hablar de límites porque si se sobrepasan puede haber mal rollo o incluso enfados que se hubieran podido evitar. Cada uno tiene sus límites y también cada uno es consciente de si los quiere traspasar o no. Veamos algún ejemplo: imagina que a ti te gusta mucho el sexo anal pero tu pareja no lo ha probado nunca y no estás seguro que le pueda gustar. Esto tienes que hablarlo con él o ella y que te cuente. Quizá para tu pareja se trata de un límite que no quiere pasar, pero quizá te dice que en principio no pero que poco a poco le gustaría probarlo. A veces los límites que te marcas en una época de tu vida cambian al cabo de unos años (ya sea por el cambio de pareja, por la edad, por las experiencias vividas, etc.)
  • Romper la rutina. Las primeras semanas de una relación suelen ser las más apasionadas pero muy a menudo las que se queman todos los cartuchos. Es posible que al cabo de unos meses la rutina sexual os haya comido y no hagáis grandes innovaciones con ello. Debéis hablar sobre esto: sobre cómo romper un poco la rutina para que no se apague el fuego entre las sábanas.
  • La disfuncionalidad cómo problema. Se entiende aquí por disfuncionalidad el hecho de que uno de los dos tenga algún problema a la hora de culminar el sexo en pleno rendimiento (es decir: mujeres que no lleguen al orgasmo, hombres que sufren de eyaculación precoz, etc.) como son temas un poco delicados en donde la autoestima juega un papel muy relevante, tendrán que ser temas que se toquen con suavidad. Si veis, eso sí, que el problema sigue allí después de hablarlo y probar de evitarlo, es mejor hablar con un especialista.
  • La seguridad ante todo: quizá para las parejas que ya lleven tiempo juntas no será un tema a tratar, pero es importante que cuando la pareja sea nueva (¡o esporádica!) tengáis bien presente que el sexo seguro es un tema primordial y que no hacer lo que se debe puede acarrear graves problemas de salud (o incluso embarazos no deseados).
  • Exclusividad: este también es un punto que solo afectará a algunas parejas. ¿Nuestra pareja de sexo va con otras personas de vez en cuando? Si es así, en algún momento mirad de sacar el tema (aunque no es necesario si no hay ninguna cosa que pueda afectar la relación que tú tienes con él o ella). Solo sería en casos muy concretos.
  • ¿Cuál es el momento adecuado para tener sexo? ¿Te has parado a pensar que quizá a ti te gusta hacerlo por las noches y a tu pareja por las mañanas? Sin una comunicación eficaz en este sentido, quizá estaréis condenados a que uno de los dos nunca lo disfrute a pleno pulmón. Si lo habláis y descubrís tal caso, montároslo para hacerlo en horas distintas y así todos gozáis.
  • Feedback en todo momento: ¿qué nos gusta más y que nos gusta menos? El feedback es primordial, pero debe hacerse durante y después: mientras estéis en pleno acto sexual, vale la pena mostrar cómo va (jadeos, susurros, pequeñas quejas, etc.) y si hay algo que ha gustado mucho o que preferirías que no se repitiera, decirlo.
  • Por último, la planificación. El punto, quizá, con menos glamur. Conversación en todo caso evitable, pero que hay parejas que necesitan organizar un poco la agenda para saber cuál será el mejor momento para encontrarse los dos y darle caña. ¡Sobre todo en parejas que no viven juntas!

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *