Barcelona +34 609 84 65 24
  • es

Hace unos meses, Gwyneth Paltrow sorprendía a sus seguidores asegurando en su blog que se había hecho baños vaginales con vapor y que le había ido tan bien que lo recomendaba a todas las mujeres que quisieran probarlo.

¿En qué consisten los baños vaginales con vapor?

Básicamente la idea es poder hacer que entre vapor en la vagina para poder así limpiarla. Según dicen algunos especialistas, el resultado es positivo porque una de las cosas que potencia es que se equilibren los niveles femeninos de hormonas. Esto ha levantado mucha polémica, porque también son muchas las voces especialistas que se han alzado en contra de esta práctica, asegurando que ningún útero necesita un tratamiento de estas características y menos por el placer de hacerlo.

¿Cuáles son sus principales ventajas?

A parte de equilibrar el nivel de hormonas, hay estudios que demuestran que puede ayudar en otras cosas. Aquí os ponemos algunas:

  • Parece que ayuda a la fertilidad. Si quieres quedarte embarazada y no lo consigues, puedes probar de realizar un baño vaginal, quizá las posibilidades aumenten.
  • Va muy bien para cuando se tiene la menstruación: ayuda a que la sangre fluya mejor y evita el dolor y el cansancio, así como regula también los periodos, de manera que puede ayudar a las personas que les viene de forma irregular.
  • Va bien también para las hemorroides, sobre todo para prevenirlas. Si ya las estás sufriendo, entonces esta práctica te ayudará a reducir las molestias e ir hacia una recuperación.
  • Para las personas que tienen problemas a la hora de hacer el amor vinculadas con la sequedad vaginal, se aconseja que prueben de hacerse un baño de estas características, pues ayuda a aumentar la hidratación interna de la zona.

Esto son solo cuatro ejemplos, pero se podrían encontrar muchos más. Sus defensoras alegan que ayuda a prevenir posibles infecciones y que se goza así de una vida sexual más plena y con una subida de autoestima, ya que hay veces que se tienen algunos problemas que no sabes cómo resolver y con un baño vaginal al vapor se podrían solucionar. Eso sí: no hay nada milagroso en ello, y es posible que lo que sirva para unas mujeres no sirva para otras, y que lo que a una mujer le pueda hacer bien a otra pueda hacerle mal. Siempre en caso de duda o molestia debes acudir rápidamente a un especialista.

En el portal Vice podemos leer el testimonio de una mujer que se hizo una y comparte su experiencia. Ya en la introducción del artículo aclara que no ha tenido nunca ningún problema con su vagina y que lo hizo por pura curiosidad y por darse un placer al cuerpo.

Ella miró primer en un centro especializado, aunque tal como cuenta, es posible también hacérselo una misma en casa, ya que sale más barato. Este sería el proceso:

  • Primero coges una olla grande y le viertes agua. Es mejor si se coge agua purificada, ya que los resultados serán más buenos. Más o menos tienes que tirar unas ocho tazas.
  • Luego tienes que escoger hierbas frescas e introducirlas en el agua. Para escoger estas hierbas debes consultar alguna web especializada en este tema. Una vez añadidas, debes llevarlo a ebullición (como si estuvieras preparando un te).
  • Al cabo de unos cinco minutos, paras el fuego y lo dejas reposar un poco. Lo debes mantener tapado para que no pierda sus propiedades.
  • Ahora viene el punto importante: coges la mitad del líquido que tienes en la olla y lo metes dentro de un bol. Este bol tiene que ser un poco grande pero no mucho, ya que se tendrá que introducir dentro de la taza del váter.
  • Una vez lo tengas todo preparado, te sientas en la taza.

Para evitar que se escape el vapor por los lados, lo mejor es cubrirse con alguna sábana que haga de pared entre el cuerpo y el resto del espacio. Tienes que intentar que el calor que salga de la olla no salga fuera y se concentre lo máximo posible en tu zona vaginal. Normalmente con un poco menos de quince minutos ya lo tendrás listo, y entonces lo que debes hacer es hacer una segunda sesión con la otra mitad de agua que aún te queda en la olla (importante: si ves que se ha resfriado debes volver a calentarla)

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *