Barcelona +34 609 84 65 24
  • es

El sabor del semen es una de las cosas que traen más de cabeza. Hay gente que no tiene  ningún tipo de problema en tragárselo, pero otras personas querrían hacerlo y les da un poco de apuro por el sabor… por suerte, existen técnicas y opciones varias para mejorarlo. Cabe decir que algunos consejos se pueden aplicar también a mujeres, ya que no siempre el flujo vaginal tiene el mismo gusto.

Cómo cambiar el sabor del semen

Existen tres opciones básicas a tener en cuenta:

  • La primera es la más lógica: la higiene. Esto, que parece una obviedad, para algunas personas no lo es. Las zonas íntimas (y esto va tanto para los hombres con el semen como para las mujeres con su flujo vaginal) deben ser siempre lavadas a consciencia y con un jabón de ph neutro. Eso sí: tampoco os obsesionéis: la limpieza debe ser normal, solo que dedicando un par de minutos más. Muchos expertos aconsejan que no se usen jabones íntimos específicos por tiempos prolongados, porque la reacción sería que se podrían crear alergias. En las mujeres, por ejemplo, el gusto que tendrá el flujo vaginal dependerá mucho de la época personal en la que se encuentren (si han tenido la menstruación hace poco, etc.). Pensad que una mala higiene conduce a la aparición de bacterias
  • Eres lo que comes. Se sabe de sobras: una dieta equilibrada nos permite trabajar con mayor rendimiento, tener más buen humor, más energía y, en definitiva, funcionar mejor. El semen está compuesto de componentes que provienen directamente de la dieta que se está manteniendo. Para endulzorar el sabor amargo del semen, existen una serie de alimentos que se deben tener en cuenta, como por ejemplo la piña, el mango, manzana, canela… o incluso los cítricos: naranja, lima, limón, pomelo, etc. La ingesta habitual de estas frutas ayudará a que el sabor sea un poco más dulce de lo normal. En la misma línea, podríamos ver cuáles son los alimentos que deberíamos evitar. Estos serían sobre todo las carnes rojas, el pollo, cebolla o alimentos grasos en general. Influyen también de forma negativa productos como el alcohol y el tabaco (aparte de ser también inadecuados para la salud en general). Si no se pueden evitar regularmente, lo mejor que se puede hacer es no consumirlos los días en el que se vaya a tener tema.
  • Productos artificiales. Cada vez es más frecuente encontrar productos que ayudan a mejorar el sabor del semen (o el olor). Estos suelen venderse en sex-shops o tiendas especializadas y permiten que tras tomarte unas cuantas pastillas, en unos días se empiecen a notar los resultados. Un ejemplo lo tenemos con un producto llamado Sweet Release. Se puede encontrar en Internet y su principal función es hacer que el semen tenga gusto a manzana. Sí, ¡como lo oyes! Cambia el olor y el sabor para que sea lo más parecido a la fruta, pero es que además tiene propiedades antibacterianas para reducir el riesgo de infecciones y ayuda a controlar los niveles de Omega 3 y Omega 6, que son los que van relacionados con el colesterol. Sweet Release, que está hecho con ingredientes 100% naturales, es solo un ejemplo de la cantidad de productos que existen para este tipo de finalidades.

Así pues, ya no hay excusa. Si queréis disfrutar sin tapujos y sin problemas de este tipo de cosas, ya veis que las opciones son muchas. En todo caso, la primera opción (higiene total) es una pieza básica para el buen funcionamiento de las relaciones sexuales y no tendría que ser descuidada nunca, tanto si se quiere “oler bien” como si no. Con respeto a las opciones dos y tres, somos más partidarios de priorizar la segunda, puesto que aparte del buen semen también repercutirá en la salud personal.

Por lo que respeta a los productos artificiales, aunque la mayoría de veces no tiene porqué pasar nada, pensad que el abuso de este tipo de cosas puede ser malo para el cuerpo. Además, mirad bien los componentes por si sufrierais alguna reacción alérgica. En caso de duda o de problema, acudid al médico con el envase.

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *