Barcelona +34 609 84 65 24
  • es

Hacer el amor en un coche no es tan cómodo como hacerlo en la cama o en un sofá, esto está claro. Aún así, con la llegada del buen tiempo es normal buscar otros sitios, ya que se sale más, se conoce más gente… y a veces las oportunidades se dan y se deben de aprovechar estemos donde estemos y con los recursos que tengamos a mano.

Sexo en un coche

Os damos algunos consejos para que la experiencia sea lo más placentera posible.

  • En primer lugar, la ropa es muy importante. Sabemos que estas cosas a veces no se pueden saber con mucha antelación, pero en caso de que así fuera, lo mejor es escoger ponerse ropa que sea fácil de quitar y poner. En el caso de las chicas, por ejemplo, una falda es mucho más práctica que un pantalón ajustado. El espacio es muy reducido y luego agradeceréis evitar ciertas maniobras.
  • El asiento de atrás suele ser el más habitual para hacer este tipo de cosas. Entendámonos: no es que los otros asientos estén prohibidos, pero comprenderéis que el espacio es mucho más reducido. Incluso para la práctica de sexo oral los asientos delanteros pueden ser incómodos por haber el cambio de marchas y otras cosas que podrían entorpecer nuestro placer. En los asientos de atrás podréis estar más cómodos y más anchos –dentro de lo que cabe-.
  • ¿Asientos reclinables? Hay algunos modelos de coches que permiten que se puedan mover un poco los asientos. Por ejemplo, los asientos de atrás muchas veces se pueden allanar para convertirlos en parte del maletero. Si así fuera, podríais ganar mucho espacio. También en el caso de usar asientos delanteros podríais mirar de reclinarlos lo máximo posible. Algunos coches son auténticos “transformers” y nos pueden dar gratas sorpresas.
  • Y hablando de coches, el modelo elegido será muy importante. Aquí pasa un poco como en el primer punto: no siempre se puede escoger ni se sabe lo que va a pasar, pero si por ejemplo te encuentras con una persona y queréis probar de practicar sexo dentro de un coche, id al que tenga más espacio de los dos (en caso de que tanto tu como la otra persona tengáis, claro). No será lo mismo un coche familiar que uno de estos monoplazas que sirven para ir por la ciudad.
  • Sexo oral como opción. Ya ha salido antes el tema, pero el sexo oral es una cosa a tener en cuenta cuando los espacios son tan reducidos. Si no hay sitio para un buen polvo, como mínimo disfrutad por otras vías. Sin duda encontrareis la mejor forma de daros placer mutuo en las condiciones en las que os encontréis.
  • ¿Dónde tenemos el coche? Antes de ponerse al tema, vale la pena pensar un poco en temas logísticos: si el coche lo tenemos aparcado en un lugar en donde pueda pasar gente, pues mejor será primero que arranquéis y busquéis un lugar más escondido. Luego también está todo el tema de la seguridad y los gustos de cada uno: si estáis en una zona en donde está excesivamente vacío, tenéis dos opciones:
    • Hacerlo con las puertas abiertas: ideal para aquellas parejas que no tienen complejos y no les importa que les vean hacer este tipo de cosas. Las puertas abiertas permiten ganar espacio, ya que las piernas pueden quedar medio fuera.
    • Hacerlo con las puertas cerradas para que nadie entre ni os moleste… o incluso os robe. Son muchos los que aprovecharían una situación como esta para abrir rápidamente la puerta de delante y robar el bolso o lo que sea que haya por allí.
  • Probad posturas y situaciones: no hay una sola forma de practicar sexo en el coche. Hay muchos modelos, muchas personas, muchos gustos… cada cual debe buscar aquello que le plazca más. Otra cosa es que tampoco hace falta que sea DENTRO del coche, es decir: puede hacerse en el capó o en donde nos guste más. Lo más importante en estos casos es encontrar la manera de que podáis disfrutar los dos de la experiencia y no os encontréis cortados por la situación.

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *