Barcelona +34 609 84 65 24
  • es

El sexo, ¡qué gran placer! De esto no tenemos ninguna duda… ¿Pero te has parado a pensar en que la práctica del sexo también puede acarrear alguna que otra lesión?

Posibles lesiones al practicar sexo

La revista Cosmpolitan recoge las seis más frecuentes en un artículo. Te las explicamos:

  • Sufrir un desgarro vaginal. Si cuando estás haciéndolo con tu pareja notas que te duele mucho la zona y/o ves que estás sangrando, entonces es muy posible que hayas sufrido un desgarre vaginal. Esto suele pasar cuando se petra muy rápido y el objeto en cuestión (pene, vibrador, consolador…) sea de proporciones un poco anchas. La solución para ello es muy fácil: usar lubricante. Si es la primera vez que te pasa verás que duele y es muy molesto, por lo que en futuras ocasiones te acordarás sin problemas: antes de realizar en acto sexual o la penetración de algo, asegúrate por tu bien que la zona de entrada está húmeda. Si lo generas suficiente por ti misma, perfecto. Si no, pues lo que ya hemos comentado: uso de lubricante y ya está.
  • Atasco de objetos: aunque pueda resultar extraño decirlo, son muchas las chicas que acuden al centro de salud por tener alguna cosa atascada dentro. Nos explicamos: alguna vez os ha pasado que al sacar el chico su miembro, ¿el condón se haya quedado dentro? Estos casos no son muy frecuentes, pero pasan más de lo que nos pensamos. Por no decir tampones olvidados u otros problemas derivados con los juguetes sexuales. El consejo más práctico es no ponerse nerviosa e intentar actuar con calma. Si después de probar no consigues sacarlo, puedes ir al centro de salud y explicarlo: ¡no serás ni la primera ni la última!
  • Raspas: seguro que alguna vez vais por la calle y os raspáis sin querer algún trozo de piel por haberla acercado demasiado a un objeto punzante o una pared. Estas situaciones, comunes en la vida diaria, también suelen ser comunes en el sexo. Cuando se produce una raspadura vas a notar que cuece un poco: no es un dolor extremo pero si molesto. Lo mejor que puedes hacer es ir al baño y limpiar la zona con agua y jabón. Te recomendamos siempre que para las partes íntimas o zonas delicadas uses en la medida que sea posible un jabón neutro.
  • Lesiones de espalda o lesiones musculares varias. Hay posturas o situaciones que nos pueden dar grandes placeres pero que después nos pueden pasar factura. Si después de un intenso encuentro tienes dolores musculares (y esto es tanto para ellos como para ellas) entonces lo mejor es hacer un poco de reposo mientras te aplicas en la zona afectada una almohadilla térmica. Depende de la molestia, es recomendable tomar también una pastilla o pomada antiinflamatoria y descansar unos días de probar cosas nuevas o que nos puedan provocar más dolor. A veces creemos erróneamente que una cosa está curada y luego al cabo de unos días vuelve con más fuerza.
  • Infecciones varias causadas por virus. Cuando se habla de ITS (infecciones de transmisión sexual) muchas personas piensan en las más conocidas (gonorrea, VIH, etc.). Lejos de todo esto están otro tipo de infecciones que pueden ser de fácil arreglo pero muy molestas por quien las sufre. Si es vuestro caso, acudid inmediatamente al ginecólogo para que le dé un vistazo y os recete algo para curarlo. Normalmente esto sucede cuando la zona no está del todo limpia (para ambos) o ha habido exceso de humedad y no se ha secado.
  • Otras infecciones: las que hemos comentado en el punto anterior no son las únicas. Existen también las infecciones por vía urinaria, siendo la más famosa la infección de orina. Aunque muchas veces no tengan que ver con el sexo practicado, lo cierto es que algunas sí que lo son: las posibilidades de estar afectadas aumentan con el sexo. El único consejo a seguir es intentar ir al baño antes y después del acto y lavar y secar la zona a consciencia. Una infección de este tipo no es grave, pero molesta horrores. Si os veis afectados, lo mejor es ir al centro de atención primaria más cercano y que os receten un medicamento para frenarlo con la máxima rapidez posible.

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *