Barcelona +34 609 84 65 24
  • es

Cuando se habla de escorts normalmente pensamos en escorts femeninas, chicas de compañía, prostitutas de lujo. Los nombres son muchos, pero casi siempre es el mismo género.

Esto no significa, ni mucho menos, que los escorts masculinos no existan. De haber los hay, y este artículo de elConfidencial nos ayuda a conocer un poco más este perfil.

Escorts masculinos

Las relaciones que se establecen con las clientas (o los clientes, en caso de encontrase en el mercado gay) son un poco diferentes a las que suelen darse cuando la escort es una chica. La principal diferencia suele estar en el trato o en la explotación: a niveles globales, hay muchas más chicas coaccionadas y obligadas a prostituirse que chicos, ellos –salvo en ocasiones contadas- se dedican a esto por un tema de placer y por decisión personal. Esto ni significa que todas las escorts sean personas obligadas, pero sí que la diferencia es muy elevada.

Hay hombres que se han llegado a ganar muy bien la vida. Uno de ellos es quizá el más famoso: Leonardo Lucatto. De él se dice que es el escort más famoso y más reputado del viejo continente. Su fama se ha debido prácticamente a su relación, siempre privada, con otros hombres de élite, incluyendo deportistas, cantantes o políticos mundialmente conocidos.

Suelen ser también muy diferentes los contratantes. Normalmente, cuando una mujer quiere sexo pagado, lo hace porque tiene dinero y se quiere permitir este capricho: las mujeres en general no tienen la necesidad de parar a media calle con el coche y hacer subir al primero que ven para que les haga un buen polvo, no. Es por eso que el mundo de la prostitución masculina en nuestro país se ve como una cosa de lujo, no apta para todos los bolsillos. El perfil del contratante también es ligeramente diferente, ya que un alto (muy alto) porcentaje son mujeres que pasan de los treinta años.

Mayor exigencia

Las mujeres que optan por contratar un escort masculino suelen ser más exigentes, Aquí pondremos algunas de las cosas básicas que buscan, aunque esto es muy subjetivo y dependerá de cada mujer y de cada situación:

  • Hombres atractivos. Y fijaros que no usamos el término “guapo”, no. Buscan generalmente hombres que posean atractivo natural, que se cuiden, que se note que hacen deporte y que llevan una vida equilibrada.
  • Seguros de sí mismos: por lo general se prefieren personas que sepan lo que quieren y que a la vez sepan, de forma muy clara, que es lo que se espera de ellos. Se trata de realizar lo que ellas quieran y demostrar que saben lo que se hacen y que no deben de tener ninguna duda con ellos, que han sabido escoger a la pareja de juegos correcta.
  • Sanos: no es que ellos no las prefieran sanas, pero sí que se nota mucho más en el caso inverso. Las personas que contratan escorts masculinos quieren que sean personas sanas en el más completo sentido de la palabra. Como hemos dicho antes: personas que se cuiden, que coman bien, que no fumen ni se droguen (aparentemente), etc.
  • Con cultura: las mujeres buscan hombres con cultura, es decir, que aparte de follar o que les hagan cosas increíbles, también han de ser personas que sepan mantener una buena conversación, que estén al día de lo que pasa a nivel nacional o internacional, que sepan algún idioma, etc.
  • Hacer cosas diferentes: se busca la calidad en el encuentro. No se trata (generalmente) se un polvo rápido, sino de una cosa elaborada, lo que pueda aportar una persona que se dedica a esto y hace disfrutar a quienes le contratan. Aprovechan para hacer cosas con las que nunca habían soñado.
  • Maduros: no es general, pero sí que una amplia mayoría de mujeres busca hombres maduros. Ellas ya tienen también una edad (como ya hemos dicho, la gran mayoría tiene más de treinta años de edad) o sea que más o menos buscan el equilibrio.

Como en todo, no se trata solo de querer dedicarse a esto, sino que se tiene que ser aceptado por quien te tiene que contratar. El nivel de exigencia de una mujer como ya hemos visto es un poco más alto, por lo que muchos escorts no lo consiguen.

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *