Barcelona +34 609 84 65 24
  • es

La práctica del cibersexo no es nueva: lleva años practicándose, sobre todo desde la irrupción de los chats a principios de los años noventa.

Practicar cibersexo

Normalmente se pueden determinar dos categorías, en función de con quién estás hablando:

  • Desconocidos: son aquellas personas que te encuentras en los foros o en los chats específicamente creados para esta función y con los que se suele mantener una pequeña conversación introductoria para luego ir directamente al grano y empezar a practicar cibersexo,
  • O bien, nuestra propia pareja que en ese momento se encuentra lejos de nosotros.

Las dos opciones son muy válidas y tienen muchos adeptos. De hecho, se puede decir que en estos veinte o treinta años las formas no han cambiado, pero los medios sí: si antes se solía chatear desde un ordenador fijo, cada vez hay más personas que practican cibersexo a través del teléfono móvil, usando aplicaciones de chat u otras herramientas similares. El hecho de que ahora sea tan fácil mandar fotos o vídeos a la otra persona aún lo hace más popular.

Desde el portal web En femenino nos cuentan algunos de los trucos y consejos más populares para realizar cibersexo con cierto éxito:

  • Lo más importante es no cortarse delante la pantalla. Practicar cibersexo es simplemente hacer como si estuvieras con tu pareja o con ese desconocido practicando sexo, pero con la gran diferencia que aquí te lo haces tú todo. Al principio puede ser un poco cortante pero se trata de intentar ser naturales.
  • No te limites a las conversaciones banales y simples. Lo de preguntar “qué llevas puesto” empieza ya a sonar un poco clásico. Debemos intentar usar al máximo nuestra imaginación y empezar a decir y a pedir cosas que le den un poco de vidilla al asunto. Si no lo hacemos así, es posible que al final los dos os quedéis con cara de aburrimiento y disimulando con la voz lo que el cuerpo no quiere hacer. (No hay nada peor que un “me estoy tocando pensando en ti” cuando en realidad no estás haciendo nada y estás mirando otra página web).
  • Tu cuerpo está allí para sacarle el máximo rendimiento. Evidentemente debemos intentar excitar a la otra persona, pero no lo conseguiremos si antes no conseguimos excitarnos a nosotros mismos. Un orgasmo casi nunca llega sin algo de trabajo previo. La masturbación es necesaria para conseguir que tu cuerpo se ponga a tono: no disimules jadeos, sé natural y lo demás ya vendrá solo.
  • Si ves que no puedes llegar a más, intenta estimularte con alguna otra cosa. Una opción muy válida son los juguetes sexuales: vibradores, consoladores y demás. Si estás practicando cibersexo con tu pareja podéis incluso usar algún juguete que ya se haya utilizado anteriormente, da un poco más de morbo cuando conoces o intuyes un poco el contexto.

Para que todo vaya bien, también será necesario que se tengan en cuenta algunos otros factores:

  • No debemos hacerlo cuando no tenemos ganas: aparte de ser una falta de respeto para la otra persona, el principal afectado es uno mismo. Hacerlo por compasión por el otro no os hará ningún bien y la sesión puede acabar de forma un poco desastrosa. Por otra parte, nunca podremos dar nada bueno de nosotros mismos estando mal, o sea que evita cualquier acción que se parezca peligrosamente a la rutina.
  • Hemos de vigilar con los hackers: ¿estás practicando cibersexo y tienes enchufada una webcam? Si es así toma cuidado que no se te vea la cara ni otras partes del cuerpo que puedan ser reconocidas. Tampoco se tendría que ver la habitación ni el espacio en donde estás: nunca sabes dónde van a acabar estos vídeos.
  • Asegúrate que estás solo en casa para poder estar lo más relajado posible en caso de que vivas con más gente. (También es importante saber a qué hora llegarán). Lo ideal es buscar un espacio cómodo como la cama o el sofá, para poder estar en tu terreno cuando empiece la acción. Otro consejo importante es el hecho de la ropa que llevamos: mira que sea lo más cómoda posible, por si debes sacártela que no sea ningún problema.

 

 

 

 

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *