Barcelona +34 609 84 65 24
  • es

A veces se tiene el falso convencimiento de pensar que la mayoría de hombres prefieren chicas delgadas como un palillo, cuando en realidad la mayoría de ellos las prefieren con curvas.

Las razones pueden ser varias y se han realizado muchos estudios sexológicos y antropológicos al respeto. El portal Mujer Hoy hace un breve repaso de algunas de las razones más comunes, empezando con el análisis de un estudio que se realizó en la Universidad de Texas en donde se confirma que la principal razón es la de asociar las curvas con la fertilidad, aunque en la mayor parte de los casos esta atracción se realiza más bien de forma inconsciente.

Este mismo estudio revela incluso un dato más: la curva preferida de los hombres. ¿Adivináis cual es? Pues es la que marca el final de la espalda y el principio del trasero. Estas afirmaciones tienen su investigación previa: se hizo una encuesta para saber la opinión de 100 hombres y acabó en la conclusión de que preferían la curva lumbar en la mayoría de los casos.

¿Por qué es mejor una mujer con curvas?

Haciendo un repaso de las razones que dan a preferir una mujer de estas características, podríamos destacar como las más conocidas:

  • Implica una mejor salud: una mujer con curvas suele ser sinónimo de persona que se cuida y no pasa hambre. Hay mujeres que se obsesionan por las dietas y la pérdida de peso continúa cuando en realidad no se debería ser tan esclavo de los estereotipos. Cuando una mujer decide comer tranquilamente también repercute en una personalidad más fuerte, que no se deja influir por las modas o las personas y, además, con menos riesgos de salud (comer bien aporta vitaminas y ayuda a que el cuerpo funcione mejor, en cambio comer mal solo aporta carencias, anemias, etc.)
  • Tienen una mayor confianza en sí mismas, de manera que les importa poco “el qué dirán”. Cuando una persona siente confianza consigo misma, le es más fácil también generar confianza con los demás. Una mujer con curvas tiene fama de saber escuchar más, ser más amiga de sus amigos y velar por las confidencias que le transmiten.
  • Quizá suena a tópico, pero este tipo de mujeres suelen ser más simpáticas. Es evidente que hay de todo y no está bien generalizar, pero sin duda alguna al estar bien consigo mismas transmiten una alegría y una simpatía que muchas otras personas no irradian. ¡Es importante tomarse la vida con buen humor!
  • Protección y seguridad: este cuarto punto va muy ligado a lo que hemos dicho anteriormente de la relación con la fertilidad. Muchos hombres no solo ven a las mujeres con curvas como un cuerpo fértil, sino que la propia inconsciencia les lleva a pensar en la protección que ofrecía el vientre de su madre y la seguridad que ello conlleva. Es quizá una teoría poco demostrada, pero cada vez más se apunta a más a esta idea.
  • Un clásico “Que haya donde agarrar”. ¿Quién no lo ha oído nunca? Muchos hombres comentan que prefieren las mujeres que tienen por donde agarrar, ya que las que son muy delgadas son todo hueso. Cuando una mujer presenta estas características permite que se le puedan dar mejores masajes, caricias, que se la pueda agarrar bien para hacer el amor, etc.
  • Y por último: tienen menos tapujos. Sí, las mujeres con estas características les importa poco lo que opinen de ellas y suelen decir las cosas tal cual piensan. La sinceridad es un gran valor y una mujer con curvas es muy probable que lo tenga.

Sea cual sea tu cuerpo (si eres mujer) o sean cuales sean tus gustos (siendo hombre o mujer) la verdad es que lo más importante es sentirse bien consigo mismo y tener los gustos que nos plazcan. Nadie nos debe imponer gustos ni modas, de la misma manera que nadie nos tiene que obligar a comer más o a comer menos. Si quieres unos quilos de más o de menos ponte a ello, pero no lo hagas por seguir ningún canon de belleza ni ninguna opinión: ¡hazlo porque te place hacerlo!

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *