Barcelona +34 609 84 65 24
  • es

Hace ya algún tiempo, una palabra surgió de la nada para convertirse en una tendencia: el ser metrosexual. Los metrosexuales eran, y son, aquellos hombres a quienes les gusta cuidarse: hacen ejercicio, llevan un afeitado muy correcto, bien peinados, ropa muy bien escogida, etc.

Pero los años han pasado: ¿sigue siendo una tendencia, el ser metrosexual? Pues parece que ya no tanto. Varios artículos ponen de relevancia que a día de hoy las mujeres tienden a buscar más a los hombres denominados como “umbersexuales”.

¿Qué significa ser umbersexual?

Pues en términos generales, vendría a ser todo lo contrario a los metrosexuales. Es decir: hombres barbudos con pinta de leñadores: camisetas de cuadros, pelo en pecho y presencia imponente. Si bien antes había más tendencia a buscar hombres más “delicados” ahora lo que se busca son “machos” con fuerza y ganas de salir a la montaña.

¿Cuáles son sus características básicas?

Según el artículo citado anteriormente, hay una serie de elementos que nos pueden ayudar a identificar a un buen umbersexual, pero que también pueden servir como pauta básica para aquellos hombres que quieren convertirse al nuevo perfil.

1. Una barba abundante. Se debe ser peludo, al estilo oso. Si esto se acompaña de pelo en el pecho (y otras partes del cuerpo humano) mejor que mejor. Atención por eso en un pequeño detalle: ser umbersexual no es sinónimo de ser descuidado u olvidar la higiene personal, ¡no! Por tanto se debe tener cuidado de uno mismo y que la barba sea “cool” pero que no tire para atrás. Una persona descuidada con su propia higiene no gusta a demasiada gente, y menos a las chicas de hoy en día (en su mayoría).

2. La ropa que se debe llevar responde a lo que se podría llamar “canon del leñador”. La carac-terística o elemento principal son las camisas de cuadros de tejido grueso, las de toda la vida. Los pantalones deben ser también contundentes (pana, tejanos) o sea, nada de pantalones de último modelo urbanita para pasear por la ciudad. Para guardar las cosas, una de las cosas que hacían los metrosexuales era comprarse un bolso de modelo hombre, que se pusieron de moda durante una buena temporada (y aún a día de hoy se pueden encontrar). En el caso que hoy nos ocupa nos debemos olvidar de los bolsos: lo mejor son unos buenos bolsillos para poder poner el monedero y el móvil, pero si se deben cargar más cosas podrá servir una mochila como las que se usan para hacer excursiones a la montaña (aunque no hace falta que sea muy grande, las existen pequeñas de tendencia más bien urbana y para uso diario).

3. La actitud es importante. ¿os imagináis un chico con aspecto de leñador pero con comportamiento que no corresponda nada? Esto no sirve. Un auténtico umbersexual es una persona que muestra un carácter decidido, capaz de hacer muchas cosas con las manos, un punto sexual de macho ibérico y conocimiento de cosas prácticas de la vida: no importa quién es el actor o la actriz de moda o cual es el bar más popular de la zona: importa más ser resolutivo, saber arreglar una avería, cambiar la rueda del coche o montar un viaje con todos los detalles.

Estas serían las tres características más importantes, pero no olvidemos que hay un punto tópico en todo ello. No hay muchos hombres que cumplan todas las características al pie de la letra, y tampoco los perfiles están tan claros. Hemos definido al umbersexual ideal, pero a veces los hombres suelen tener un poco de cada (un poco de umbersexuales, un poco de metrosexuales, etc.). Lo ideal en todo hombre es que pueda mostrarse polivalente de manera que tome lo mejor de cada perfil y lo aplique según las necesidades del momento.

Quizá dentro de unos meses los umbersexuales empiezan a estar de capa caída y vuelven a triunfar los metrosexuales, o quizá un nuevo perfil de hombre perfecto nos está esperando a la vuelta de la esquina. Pero no son más que tópicos: el hombre perfecto es subjetivo y dependerá de cada persona en particular, ya que sobre gustos no hay nada escrito ¡y así debería ser hasta el fin de los días!

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *