Barcelona +34 609 84 65 24
  • es

Es una eterna pregunta. Hay personas que creen que el sexo es mejor cuando la persona con quien lo haces es desconocida, mientras que otras personas pondrían la mano en el fuego para afirmar que es mejor hacerlo gratis y con tu pareja, por el tema de conocerla mejor y la confianza.

¿Prefieres el sexo gratis, o el sexo de pago?

En la web Periodista Digital se analizan las razones principales por las cuales los hombres siguen pagando por practicar sexo.

Veamos algunas de ellas:

• Imposibilidad de encontrar a alguien con quien hacerlo: hay varios motivos. Lo primero que nos viene en mente son las personas que ya bien por ser tímidas o no muy agraciadas físicamente tienen más problemas para encontrar a alguien con quien practicar sexo. Pero la cosa va un poco más allá: hay gente que trabaja todo el día o debe afrontar responsabilidades familiares que le complican el hecho de poder conocer a gente. Para estas personas el poder contratar los servicios de una puta es una solución muy práctica.

• Rutina matrimonial: el sexo pagado con otra persona puede incluso salvar parejas. Hay personas que viven con su pareja de una forma básica y con sexo esporádico. Suelen ser personas que ya llevan muchos años juntos y en donde la llama de la pasión se puede haber agotado ya. Si una de ellas (él o ella) se va alguna vez a practicar sexo de pago, quizá sus necesidades queden cubiertas y pueda seguir con su relación sin problemas.

• Por evitar hacer daño a quien quieres: bastante similar al caso anterior: si quieres a tu pareja pero quieres más sexo y él o ella no te lo ofrecen, puedes contratar este servicio. Al fin y al cabo, en principio sólo es sexo y no implica ninguna atadura. Más libertad, imposible.

• Si eres tímido lo tienes muy difícil: como ya hemos dicho en el primer punto, a veces es muy difícil encontrar a alguien. Ya hemos comentado algunos motivos, pero hay más: hay personas muy tímidas que no se atreven nunca a dar el primer paso, o incluso su timidez hace que cuando surjan oportunidades se frenen y no sepan aprovecharlas. Una gran solución para este tipo de personas es hacer sexo pagando. La principal ventaja es que al ser una desconocida experta en estos temas, puede servir para coger más confianza en un mismo en este terreno y así en un futuro no ser tan tímido cuando surge la posibilidad de mojar.

• Por probar cosas nuevas: también es una de las grandes ventajas. Probar cosas nuevas a veces no siempre es posible porque con la pareja habitual o con las personas con quien uno normalmente se acuesta no siempre están dispuestas. Pagar por sexo permite entrar en un campo lleno de nuevas experiencias, desde tríos o orgías hasta probar con una travesti. ¡Si es que no hay límites!

Por contra, las ventajas de hacerlo gratis con alguien a quien ya conoces también son varias y vale la pena mencionarlas:

• Mejor compenetración: si vas a la cama con una persona que conoces existe un mayor porcentaje de éxito. Os conocéis y sabéis de vuestras limitaciones, vuestros gustos y vuestras preferencias. Lo convierte en una experiencia personal más enriquecedora.

• No hay obligaciones económicas de por medio: se hace lo que se quiere hacer y ya está. Lo mejor es dejarse llevar y parar si hay algo que nos pueda realmente llegar a molestar, pero en principio, al no tener ninguna obligación todo fluye de forma más natural.

• Menos posibilidades de infecciones: aunque hoy en día la prostitución no es como antaño, los riesgos de sufrir algún tipo de infección aumentan si se practica sexo con personas que se dedican profesionalmente a ello. Lo más importante es siempre usar protección y buscar hacerlo en algún lugar que reúna unas condiciones higiénicas mínimas: sábanas limpias, etc.

Como en todo, es difícil afirmar que tipo de sexo es mejor. Es mejor que cada uno o cada una piense bien en lo que quiere y lo haga, ya que en estos temas lo más importante es siempre que uno mismo lo disfrute.

Leave a cool comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *