Barcelona +34 609 84 65 24
  • es

Parece propio de las películas, pero lo cierto es que hay un porcentaje considerable de clientes que se enamoran de prostitutas. En concreto, se calcula que un 22%, tal como indica la web ElTiempo. Otro dato que nos indican es que 4 de cada 10 hombres que se encuentran en esta situación son personas casadas.

Quién se enamora de una prostituta

Este artículo cuenta además con la visión de ellas. En el caso de las prostitutas el porcentaje es más alto y son casi la mitad de las chicas (48%) las que se han encontrado enamoradas de un cliente en particular. Eso pasa sobre todo porque este tipo de profesión hace que te encuentres a menudo con personas que son frías, maleducadas y que se creen superiores, por lo que cuando aparece algún hombre que contrata el servicio y trata bien a la chica, entonces casi sin darse apenas cuenta se enamoran de él. Muchas seguramente lo negarán, pero lo cierto es que así es y las encuestas lo afirman.

Clientes que se enamoran, ¿Qué ven en ellas?

Ellos tampoco suelen reconocer que se han enamorado de una persona que hace la calle o que se gana la vida cediendo su cuerpo a otros hombres, pero la verdad es que este no tan pequeño porcentaje indica que este enamoramiento sí que existe. Los motivos son varios pero a menudo se puede tratar de personas que no han encontrado la persona ideal con quien compartir su vida, o su relación con determinada persona no funciona, etc. Luego también hay las personas que tienen alguna dificultad de comunicación (personas muy tímidas) y que sienten que una persona que les hace caso y está con él vale la pena y caen, aunque puedan olvidar inconscientemente que están pagando por ello y que se trata en principio de un negocio, de un intercambio (dinero por servicio).

Prostitutas que se enamoran, ¿Qué ven en ellos?

A parte de las cosas que ya hemos dicho antes, aquí cuenta mucho la experiencia de cada una y su pasado, así como la variedad o cantidad de clientes que hayan pasado por sus piernas. Muchas ven en ellos la manera de cambiar de vida y de llevar una vida más regulada, con unos horarios más estandarizados o con unos ingresos más estables, etc.
Por desgracia, muchas chicas han pasado por situaciones complicadas con personas que han intentado aprovecharse de la situación, por lo que es normal que piensen en una vida diferente (aunque no es bueno generalizar: hay de todo)

A veces puede funcionar, pero la mayoría de veces (tanto por parte de los clientes como por parte de las prostitutas) son anhelos de situaciones que suelen estar idealizadas y que, si llegara el caso de que la cosa fuera a más, entonces seguramente se darían cuenta que nada es como se esperaban, y seguramente un porcentaje alto de relaciones se acabarían rompiendo al cabo de poco.

Otra cosa que caracteriza el estudio es la elevada cifra de hombres casados que se enamoran de una prostituta, que como ya hemos comentado más arriba son 4 de cada 10. Es una cifra bastante alta teniendo en cuenta que el perfil de estos hombres son de personas que ya tienen una familia y que quizá incluso tengan hijos.

El artículo sigue con unos cuantos testimonios en primera persona para conocer la situación de las prostitutas o clientes que han pasado por una de estas experiencias o que han notado este tipo de sentimientos. Por ejemplo, el primero es el de una chica de la cual un cliente se enamoró perdidamente y no pasa día que él no la vaya a ver o se preocupe por sus acciones. Ella agradece el gesto y le encantaría que todo saliera bien, pero tiene miedo de dejarlo todo para que luego al cabo de poco el chico se pueda cansar de ella y se quede sin nada. También está el testimonio de un hombre que cuenta que hace catorce años su mujer era una prostituta. En este caso nos cuenta como costó un poco, como le decían que quien ha sido una cosa posiblemente vuelva a caer, o como se deja una profesión que se gana mucho dinero para hacer una cosa que ocupa más horas y encima ganas menos. Aún así en este caso funcionó y ahora tienen hijos.

Y como estos, muchos más. De testimonios están las calles llenas.

One comment on “El 22% de los clientes se enamora de una prostituta”

  • Estoy locamente enamorado de una prostituta. Nunca había estado tan enamorado de una mujer en mi vida. Y además, es una mujer madura. He ido con muchísimas prostitutas y me enamoré de ella, no entiendo por qué. Fui con ella un día por probar el morbo de hacerlo con una mujer madura. Y cuando la vi, no me gustó mucho físicamente. De hecho, ella misma lo notó y me preguntó si quería pasar con una amiga suya. Pero al final pasé con ella, me gustó, repetí, etc… Y ya llevo más de dos años yendo con ella. Al principio, me lo negaba a mi mismo, me decía a mi mismo que no, que no podía estar enamorado de una prostituta, y además madura. Pero lo que sentía por ella cada vez iba a más, y a más, y a más, hasta que ya no me podía engañar porque era demasiado evidente. Además, con esta mujer me está pasando algo que no me había pasado jamás. Disfruto haciendo el amor con ella muchísimo más que con otras, pero es una diferencia abismal. Es decir, si tengo sexo con otra mujer, no es nada comparado con cuando lo hago con ella. Es algo muy fuerte lo que siento. Es más, incluso me estoy planteando si es la primera vez que realmente me enamoro de verdad en mi vida, porque lo que siento por esta mujer no lo había sentido nunca. No sé cómo ha podido pasar ni por qué, pero el caso es que ha pasado. No sé, suena raro esto de querer a una prostituta que probablemente solo me quiere por el dinero, pero no puedo evitarlo. Además, me gusta que me esté pasando esto, es lo mejor que me ha pasado en mi vida, incluso aunque ella no me quiera. Nunca pensé que diría semejantes tonterías, yo que siempre fui una persona insensible que tenía sexo con un montón de prostitutas, y ahora estoy locamente enamorado de una prostituta, y además, madura. En fin, quién entiende esto.

    Saludos.

  • Leave a cool comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *